El Contribuyente
Síguenos
empty

Señalan posible tráfico de influencias en adjudicación de contratos del SAT

Contratos del SAT están plagados de irregularidades
9 junio, 2020

Tal parece que varios contratos del SAT en la oficina de compras presentan irregularidades y sobreprecios.

Todo indica que la oficina de compras del Servicio de Administración Tributaria (SAT) está entregando contratos plagados de irregularidades. En su columna de hoy, el periodista Mario Maldonado habla de algunas presuntas irregularidades en los contratos del SAT firmados para este sexenio.

El contrato más caro y con la compañía de menor experiencia

El 27 de mayo se contrató el servicio de “Impresión, digitalización y fotocopiado” (SIDyF5) con la empresa Acerta Computación Aplicada S.A. de C.V. El contrato es por un total de mil 480 millones de pesos por todo el sexenio. El problema es que para ese mismo servicio se presentaron ofertas mucho más baratas; en algunos casos, 250 millones de pesos menos. Además, las otras empresas contaban con más experiencia en esos servicios.

Una de estas empresas, Computing and Printing S. de R.L. de C.V., es la razón social con la que compitió HP México para conseguir el contrato. Pero la compañía no obtuvo los 45 puntos necesarios en la evaluación técnica para que el SAT pudiera considerar su oferta.

De acuerdo con Maldonado, Computing and Printing, o HP México, reprobó la evaluación en los rubros cumplimiento de contratos y especialidad. De hecho, no sumaron ni un solo punto en estas categorías y perdieron 17 puntos posibles de estos dos rubros. Lo más probable es que que esta empresa hubiera obtenido el contrato si no hubieran perdido estos puntos.

Lo anterior llama la atención, pues HP México ha llevado este mismo servicio para el SAT desde 2008, sólo que con una razón social diferente. De hecho, la razón social Computing and Printing consiguió los contratos de SIDyF3 y SIDyF4.

Es decir, según el periodista es extraño que la compañía no haya recibido ningún punto en los rubros de cumplimiento de contrato especialidad cuando se ha dedicado a esta actividad durante muchos años.

¿Tráfico de influencias?

En su columna, Maldonado explica que lo anterior podría deberse a “tráfico de influencias”, pues la empresa que ganó el contrato, Acerta Computación Aplicada, pertenece a Santiago Rodríguez Valencia, quien durante tres años ocupó el puesto de director general de operaciones e infraestructura de Tecnologías de la Información (TI) del SAT.

También hay otros factores que apuntan a esto. La licitación la otorgó el SAT el 27 de mayo, hasta el tercer intento. Apenas el 20 de abril, Acerta Computación Aplicada intentó obtener la licitación sin éxito, obteniendo una puntuación final de 37.75 en la evaluación técnica. En el área de cumplimiento de contratos obtuvo una puntuación de cero.

Lo raro de esto es que para el 27 de mayo, la empresa consiguió una calificación perfecta en este rubro y ganó la licitación. Simultáneamente, una empresa con experiencia en el rubro desde 2008 obtuvo cero puntos en el área.

La disyuntiva es entre que la empresa haya demostrado su experiencia en cumplimiento de contratos en esos 37 días, o que hayan aprovechado las influencias de su director general, Santiago Rodríguez Valencia, por sus años en el SAT.

Con información de El Universal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Nueva normalidad: pautas que las empresas deben seguir con personas vulnerables según el IMSS


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y nuestro canal de YouTube.


Expresa tu opinión



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación