El Contribuyente
Síguenos
empty

La pandemia por Covid-19 acentuó la carencia de testamentos en México

¿Los jubilados o pensionados deben presentar la declaración anual?
(Imagen: Shutterstock)
15 febrero, 2021

Por un lado, la pandemia incrementó el número de fallecimientos respecto a años pasados y, por el otro, por las medidas de distanciamiento social hizo más difícil poder tramitar un testamento.

Según investigadores del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, una de las múltiples aristas caóticas generadas por la pandemia de COVID-19 en México es la falta de testamentos, reporta el diario El Financiero.

Según el estudio “Emergencia sanitaria por COVID-19: Derecho privado”, en la Ciudad de México sólo una de cada 20 personas ha preparado el suyo.

“En la CDMX aproximadamente sólo uno de cada 20 ciudadanos realizó su testamento, por lo que, si en la ciudad habitan aproximadamente 20 millones de personas, tendremos un estimado de un millón de testamentos, por lo que sólo el 5 por ciento de la población cuenta con su testamento”, señala el estudio.

Los investigadores proponen, para solucionar la situación propiciada por las medidas de distanciamiento social, implementar medios de contacto remotos como videoconferencias para que representantes del Estado, investidos de fe pública, puedan tramitar el testamento.

Según el estudio, en México no hay una cultura del testamento, y el gobierno “carece de programas y opciones de apoyo”. Cuando menos entre el 30 y el 40% de la población debería tener uno si consideramos no todos podrían elaborar el suyo.

La pandemia recrudeció el problema

El problema se acentuó con la pandemia, pues debido a la emergencia sanitaria se cerraron las notarías, con lo que el proceso de generar los testamentos se entorpeció más. Paradójicamente, el contexto de una pandemia hace que los testamentos sean una necesidad más acuciante, pues incrementó el número de fallecimientos respecto a años pasados.

 Argumentan que “las emergencias sanitarias crean ambientes propicios para que una cantidad considerable de la población sienta amenazada su vida, algo totalmente razonable y natural; sin embargo, si una persona, a causa del temor infundido por el virus SARS-CoV-2, de forma preventiva, deseaba realizar su testamento, no tenía a su alcance la posibilidad material ni jurídica para poderlo efectuar, pues la actividad notarial estaba suspendida por orden gubernamental”.

Hasta el día viernes 12 de febrero, había 171 mil 234 muertes confirmadas atribuibles por prueba de laboratorio al COVID-19. Sin embargo, la cifra real podría ser considerablemente mayor, como sugieren los datos publicados por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), respecto a el número de muertes que hubo durante los primeros ocho meses de 2020 en comparación a la cifra durante el periodo análogo de 2019.

Las cifras arrojan que de enero a agosto de 2020 hubo 683 mil 823 fallecimientos, mientras que el año anterior hubo 499 mil 784, con un crecimiento del 4% respecto a 2018. Si en 2020 hubiera habido la misma tendencia, los muertos totales habrían sido 519 mil 775.

Sin embargo, la cifra registrada por el Inegi es de 683 mil 823 fallecimientos. Esto es, un crecimiento del 37.9%

Con información de El Financiero.

https://elfinanciero.com.mx/nacional/deja-covid-caos-ante-la-carencia-de-testamentos-falta-apoyo-de-gobierno


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.


Expresa tu opinión



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación