El Contribuyente
Síguenos
empty

Así determina el SAT que una factura es falsa

El SAT puede identificar si una o varias facturas son falsas verificando que una empresa sospechosa no tiene activos físicos y recursos necesarios para ejercer sus actividad económica, ya sean servicios o venta de productos que se detallan en los CFDI.


El SAT publica lista con 10 presuntas empresas factureras
El Contribuyente
26 septiembre, 2022



De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), una factura se considera falsa porque, si bien cuenta con los elementos formales y autorizados por la autoridad, ampara operaciones que no se llevaron a cabo.

En entrevista con El Contribuyente, Ariana Elizabeth Martínez Molina, integrante de la Comisión de Desarrollo Fiscal 2 del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), explicó que el SAT realiza un proceso de investigación para verificar si el contribuyente está emitiendo o comprando facturas falsas.

“El SAT en lo que se fija es en si estás enviando un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) sin tener infraestructura, recursos humanos o materiales suficientes para prestar un servicio o tengas enajenación de bienes, entonces, la autoridad fiscal lo primero que hace es detectar estos hechos, es todo un procedimiento”, explicó la especialista.

El artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF) establece que cuando la autoridad detecta que una persona o una empresa no cuenta con la capacidad operativa para realizar las operaciones indicadas en sus facturas, ya sea porque no tiene el activo, la infraestructura, el personal y/o la capacidad material que le habrían permitido realizar esas operaciones, las deja sin efectos fiscales.

“Cuando el SAT llega a detectar que las facturas son falsas o apócrifas, evidentemente estos CFDI ya no deben de tener un efecto fiscal y lo que tiene que hacer quien le dio el efecto fiscal, es eliminarlo. Por ejemplo, si fue deducible o acreditamiento deberá quitarse de esos rubros” detalló.

Una vez que la autoridad determina que un contribuyente realizó operaciones simuladas, publica su nombre en un listado que aparece en el Diario Oficial de la Federación como una Empresa que Factura Operaciones Simuladas (EFOS) o comúnmente llamadas factureras e inicia un plazo para que el afectado se defienda.

De acuerdo con cifras del fisco en los últimos cinco años creció 12.1 veces el número de contribuyentes señalados como “factureros”.

Cabe resaltar que en 2020 entró en vigor la ley fiscal penal contra factureras, en donde este delito se agravó a delincuencia organizada (cuando las facturas sumen un total de 7.8 millones de pesos), mientras que los involucrados tendrán prisión preventiva oficiosa y las penas pueden ir de dos a nueve años de cárcel.

EFOS y EDOS

El SAT clasifica como EFOS y Empresa que Deduce Operaciones Simuladas (EDOS) a aquellos contribuyentes que se dedican a emitir facturas en grandes volúmenes para terceros, quienes pretenden comprobar ingresos que no son reales.

La manera en que el SAT puede identificar si una o varias facturas son falsas es verificando que una empresa sospechosa no tiene activos físicos y recursos necesarios para ejercer sus actividad económica, ya sean servicios o venta de productos que se detallan en los CFDI.

Finalmente, la especialista recomendó a los contribuyentes que buscan aclarar una situación ante el fisco por el uso de facturas falsas emitidas por alguna EFOS o EDOS, se acerquen a un asesor o un fiscalista.






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

SCJN elimina la prisión preventiva oficiosa para los delitos fiscales

Cómo castigó el SAT a sus funcionarios acusados de corrupción

AMLO: proyecto de la Corte sobre prisión oficiosa protege a factureros

¿El SAT embargó propiedades de Vicente Fox?