El Contribuyente
Síguenos
empty

Sin historial crediticio, ¿qué opciones hay?

Es ilegal negar la deducción de intereses por créditos hipotecarios si se exhibió el comprobante fiscal
(Imagen: El Contribuyente)
29 julio, 2021

¿Te encuentras en la situación de querer solicitar un préstamo rápido, pero no cuentas con un historial crediticio? Si te preguntas si puedes pedir un préstamo de todas maneras, estás en el sitio correcto. En este artículo nos gustaría platicar sobre la manera de generar un historial crediticio sano de manera rápida y cómo puede beneficiarte en un futuro.

Cómo generar un historial crediticio saludable rápidamente

No te alarmes, el historial crediticio se genera a medida que tú solicitas un préstamo y en base a tu comportamiento de pagos. Para generar un historial sano, te recomendamos comenzar por solicitar un préstamo rápido y no un préstamo de un monto elevado, el cual debas de pagar a largo plazo.

La razón es sencilla, las instituciones financieras que te otorgan préstamos rápidos te prestan un monto no muy alto y te exigen que lo devuelvas en un plazo de tiempo relativamente corto. Estos montos y plazos varían según cada empresa financiera.

Te recomendamos que comiences por solicitar un préstamo rápido y de monto mínimo pagando puntualmente, para que al solicitar un crédito con instituciones financieras como Creditea tengas ya un historial crediticio sano y de forma rápida. Tendrás también la oportunidad de acceder a préstamos personales con montos más altos y plazos más elevados.

Beneficios de contar con un historial crediticio sano

Tener un historial crediticio sano es muy positivo para ti porque si en el futuro vuelves a necesitar un préstamo rápido, podrás acceder a un monto más elevado (hasta 70.000 pesos en el caso de Creditea), una mejor tasa de interés y un mayor plazo.

Además, un buen historial crediticio suele ser uno de los requisitos que la mayoría de las empresas especializadas en estos préstamos piden para aceptar tu solicitud.

A su vez, te permite acceder a otros préstamos, como el hipotecario, el automotriz, tarjetas de crédito, etc. facilitando los trámites y los procesos de gestión de estas instituciones.

Por el contrario, si no solventas el préstamo en el tiempo establecido, tendrás una mancha en tu historial, que se registra en el Buró de Crédito, una institución que recopila información histórica de tus préstamos y de tu comportamiento de pago. Esto te afecta porque si en el futuro quieres solicitar un préstamo de cualquier índole, el banco o empresa financiera revisará tu historial en este buró y tomará su decisión en base a esos detalles.

Consejos para no tener un historial crediticio negativo

A continuación, queremos contarte cuáles son los peores momentos para solicitar un préstamo rápido y la razón por la cual no deberías hacerlo cuando te encuentras en esas situaciones.

  1. Si ya has solicitado otro crédito y lo estás usando

No es recomendable solicitar un préstamo cuando tienes otro pendiente de pago, porque corres el riesgo de endeudarte enormemente y no poder devolver ninguno. Además, esto no está bien visto por los bancos y entidades financieras. Lo mejor es primero solventar el préstamo inicial a tiempo y luego solicitar el otro. Pero asegúrate de poder pagarlo en el plazo establecido.

  1. Si no tienes un objetivo claro y pides el préstamo por que sí

Antes de pedir un préstamo siempre debes tener claro el por qué. No lo hagas sin un propósito claro detrás, es decir, que no sea simplemente por un capricho o porque quieres tener más liquidez. Mejor pon foco en tus ahorros y en el caso de que te surja una necesidad, solicita el préstamo.

  1. Si estás sobre endeudado

Jamás solicites un préstamo rápido si te encuentras en situación de sobreendeudamiento. Debes enfocarte en solventar tu deuda y luego analizar si deseas pedir otro préstamo, pero siempre analizando tu situación financiera para no volver a caer en la misma situación.

  1. Si no tienes empleo

En el caso de que te hayas quedado desempleado, no pidas ningún tipo de financiación porque, de lo contrario, será muy difícil que puedas devolver el préstamo a tiempo. Necesitas estabilidad y un ingreso mensual para hacerte cargo de tus pendientes. De todas maneras, la mayoría de las empresas financieras no te aprobarán el préstamo sin que demuestres que tienes un ingreso mensual estable.

  1. Si no estás bien informado

Tener un conocimiento previo de la tasa de interés, los plazos de devolución y las condiciones del préstamo es fundamental antes de tomar la decisión de pedirlo. Asegúrate de estar al tanto de todo, compara diferentes alternativas y elige el préstamo ideal de acuerdo con tus necesidades, posibilidades económicas y financieras.

Con estos consejos no solo evitarás tener un mal historial crediticio por no haber podido pagar el préstamo a tiempo, sino que además evitarás ese estrés y dolor de cabeza que nadie desea. Recuerda, el préstamo debe ser una ayuda, no un problema.


Expresa tu opinión



No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

El Fiscoanalista

Todos los lunes recibe gratis la información que todo experto fiscal necesita.

Te enviaremos un mail de confirmación