El Contribuyente
Síguenos
empty

Así diversificaron su negocio las empresas de capital humano

Empresas de capital humano vieron disminuida la industria tras la entrada en vigor de la reforma al outsourcing, no obstante, se enfocan en nuevas alternativas.


22 diciembre, 2021



Las empresas de capital humano vieron disminuida su industria hasta en un 70% derivado de la reforma al outsourcing después de ocho meses de ser promulgada y a tres meses de entrar en vigor.

Sin embargo, estas empresas mantienen sus inversiones, diversificaron su modelo de negocios y se están enfocando en ofrecer servicios especializados.

Algunas de etas empresas son Manpower, Adecco, PAE o Kelly Service, las cuales están enfocadas a subcontratar personal, así como realizan ajustes para ofrecer nuevos servicios que permitan dar dinamismo a las empresas que requieren flexibilidad para contratar personal.

La perspectiva de los especialistas

El CEO de PAE, Jorge Pérez Izquierdo, dijo a El Economista que de manera inmediata la empresa buscó dar cumplimiento a las nuevas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo (LFT) que permita dar certidumbre a los clientes.

“En este tiempo es que ha habido un reacomodo en la industria, al principio las empresas estaban con incertidumbre, muchas empresas dejaron de comprar servicios. Así en los tres meses que han transcurrido ya se ha entendido cómo reportar el objeto social de la compañía para poder contratar servicios especializados, y por otro lado también hemos visto, y eso es evidente, que las empresas que no han estado cumpliendo con la legalidad pues ya no están funcionando”, mencionó Izquierdo.

Mientras que el presidente de la Asociación de Empresas de Capital Humano (AMECH), Héctor Márquez Pitol, menciona que “ahora sólo existe un 30% de mercado o de cantidad de empleados en ese sector de lo que antes había. Entonces, si solo el 30% trabaja dando servicios especializados, ese es el principal cambio que hemos experimentado con la reforma”.

Por su parte, el director de Adecco, Francisco Martínez, comentó que “como todo proceso es normal que los mercados se muestren precavidos y a la expectativa de las nuevas reglas, y justo eso es lo que se vivió en el primer semestre de 2021… Muchas empresas tuvimos que transformar el modelo de negocio; lo que implicó que empresas pequeñas quedaran fuera de esta nueva realidad ante la falta de expertise y capacidad de cambiar totalmente su modelo de negocio”, dijo.

A pasos lentos

Las empresas comienzan a contratar servicios especializados de una manera más lenta, pero con mayor experiencia en cuanto al cumplimiento de la ley, sin embargo, los especialistas mencionan que es importante que se revise y se hagan ajustes a la legislación “a fin de atender los casos en los que no está funcionando, pues en principio se puede decir que al menos 50% de los trabajadores ya fueron contratados de manera directa, eso es positivo, pero aún falta tiempo para medir todos los efectos”, mencionó Izquierdo.

Mientras que Márquez indica que este tema debe de ser como el fiscal, “cada año o seguirse revisando, qué le mejoramos, entonces es algo que se requiere permanentemente, el seguimiento de ciertas leyes, de cómo el empleo requiere que se sigan sacando lineamientos, mejoras e incentivos, eso es lo que se requiere”.

El mercado interno

Por su parte, la American Chambers México (AmCham) indica que el crecimiento de México rondará entre 1.8 y 2.5% para este 2022, por lo que mencionan que la clave para la recuperación está en el mercado interno.

El Asesor económico de la AmCham, Luis Foncerrada, comentó que se requiere “de mensajes de confianza y certeza jurídica por parte del gobierno y de un mayor impulso al sector privado mediante la inversión pública”, y con esto generar un mayor crecimiento económico.

Además, alerta que, ante el rápido incremento percibido en noviembre a la inflación en México, esta puede rondar para cierre de año en 8%.

“Para 2021 prevemos que el PIB crecerá entre 5.2% y 5.6%, lo cual representa un crecimiento menor al previsto durante el primer semestre del año, entre otros aspectos por la variación negativa que se registró durante el tercer trimestre. De otra parte, para 2022 se espera un crecimiento de entre 1.8% y 2.5%”, menciona Foncerrada.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Los peritos no pueden cambiar la motivación de un acto impugnado

¿Qué es un perito contable y cuál es la importancia de su labor?

¿El SAT puede enviarme a Buró de Crédito?

Así es la Copa Mundial de Excel que se transmite en ESPN

¿Qué pasa si no respondo una carta invitación del SAT?