El Contribuyente
Síguenos
empty

Paga menos impuestos con las estrategias fiscales en boga

Foto: Shutterstock
30 octubre, 2018



Para pagar menos impuestos necesitas tener un plan. Por suerte recopilamos para ti algunas de las estrategias fiscales más usadas (y efectivas) de la actualidad.


Probablemente, al empezar tu negocio no te imaginabas la cantidad de impuestos que ibas a tener que pagar: 30% de ISR, 16% de IVA. Si a esto le sumamos el reparto de utilidades, con una tasa del 10%, y los costos de operación del día a día, probablemente te sientas desplumado y busques una forma de pagar menos impuestos. Por suerte, recopilamos para ti algunas de las estrategias fiscales más usadas (y efectivas) de la actualidad.

Debemos advertirte que muchas de estas estrategias son complejas y podrían prestarse a malos entendidos con la autoridad. Así, para evitar cualquier problema, te recomendamos que te acerques a un especialista que pueda revisar la situación específica de tu negocio.

Compra una empresa con pérdidas

Aunque la autoridad implementó una regulación este año (que está en el artículo 69-B Bis del Código Fiscal de la Federación), aún hay lagunas que permiten que una empresa compre a otra con pérdidas.

El meollo: las pérdidas funcionan como deducciones de las utilidades. Lo que se puede hacer es comprar compañías con pérdidas, que se fusionan con tu empresa o grupo, para restar las pérdidas a los ingresos.

Otra opción es meter dinero al negocio que está teniendo pérdidas, para disminuir los ingresos. Así, si tuvieras 100 millones de pesos (MDP) de ingresos, como tienes mil de pérdida no tendrías base gravable de ISR.

Aplica el ‘back to back’

Así se resumen las estrategias fiscales llamadas back to back: una compañía le vende sus activos fijos (maquinaria, autos, equipo, mobiliario, etcétera) a una empresa hermana, con lo que genera una pérdida que es deducible.

Por decir, la compañía recibe 100 MDP por la venta, pero como el valor de los activos era de 120 MDP genera una pérdida de 20 MDP, que puede deducir. Pero eso no es todo, la empresa que adquiere los activos se los renta a la compañía que se los vendió, así recibe un ingreso por las rentas y la hermana que realizó la venta puede deducir lo que gasta en rentas. Por lo tanto, se realiza una doble deducción.

Configura un grupo empresarial

Abrir varias empresas para formar un grupo o reestructurar la organización corporativa es uno de los enfoques favoritos de los especialistas cuando se trata de proteger un patrimonio empresarial.

Por ejemplo, en una de las empresas del grupo se podría colocar la operación; en otra, a los empleados; en otra, los inmuebles y una holding podría tener las acciones de todos los negocios y controlar el grupo.

De esa manera, el grupo puede disminuir, por ejemplo, la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) –un pago del 10 por ciento de las ganancias que se otorga a los empleados–, porque los millones estarían en la empresa operativa. Además, en caso de huelga los inmuebles permanecerían intactos, porque serían de una empresa en la que no laboran los trabajadores.

Veámoslo gráficamente…

Usa empresas con atributos fiscales

Los empresarios con grandes capitales suelen utilizar este tipo de estrategias fiscales para poder sacar utilidades de sus empresas sin tener que pagar el 10 por ciento de ISR que se aplica a los dividendos.

En materia fiscal hay algo llamado cuenta de capital de aportación (Cuca), que maneja los saldos de aportaciones realizadas a la empresa por sus socios o accionistas. Se utiliza para no cobrar el 10 por ciento de ISR cuando se realice una reducción de capital o la liquidación de la persona moral, pues no se trata de una utilidad.

Lo canónico en este renglón es comprar una empresa con pérdidas que tiene una Cuca elevada (vamos a suponer que de mil MDP), se le mete dinero proveniente de otros negocios por 300 MDP, y después se saca como una reducción de capital. La autoridad pensaría que si reducen capital se están llevando utilidades, pero como tienen una Cuca, cuyo monto no paga impuestos, entonces se llevan 300 MDPcomo accionistas sin pagar

ni un solo peso, y a la mejor la empresa les costó solo el cinco por ciento de los mil MDP, o sea 50 MDP.

Deduce intangibles

Los activos intangibles de cualquier empresa, como son las marcas, las patentes y los secretos industriales, entre otros conceptos, se pueden deducir. Puedes valuar esos activos a través de un peritaje, porque la autoridad toma como monto original de la inversión el valor del avalúo.

Si lo vemos en números, quizá la marca vale mil MDP, pero el perito te va a decir “no, vale 80 mil MDP”, entonces le das ese valor y lo deduces.

Domina el arte de adelantar o atrasar deducciones

Si a final de año no tienes una planeación fiscal adecuada o hiciste una superventa y tienes demasiados ingresos (feliz tú), tal vez estés pensando en qué hacer para disminuir la base gravable.  O bien, tienes pocos ingresos y muchas deducciones. Aquí te presentamos algunas opciones que puedes aplicar, dependiendo de la forma en la que tributas… Esta es una de las estrategias fiscales más simples.

Razona tus deducciones inmediatas

Si facturas 100 millones de pesos o menos en el ejercicio anterior, tienes la opción de acelerar la deducción por compra de activos fijos, que sería una opción para hacer deducciones considerables.

Si el negocio te da para que compres activos, los podrías deducir en porcentajes cercanos al 100 por ciento de forma inmediata: equipo de cómputo, activos intangibles y maquinaria. Lo que no está permitido es mobiliario, autos y aviones.

Sin embargo, no siempre es la mejor idea. Esperar puede valer la pena si no es tan necesaria la deducción en el momento, pues es al 100 por ciento, aunque a lo largo de los años los activos se deprecian y no valgan lo mismo. Es algo que tendrías que analizar.

Adelanta rentas o pago de seguros

Otra forma en la que las personas físicas con actividad empresarial (o personas morales que tributan con base en flujo de efectivo) adelantan deducciones es anticipando rentas de locales o el pago de seguros.

¿Comprar inventario?

Si tributas con base en flujo de efectivo (y tienes la capacidad económica), lo que puedes hacer es anticipar compras y bajar la base gravable. Pero es solo en lo inmediato, porque el año siguiente vas a tener el ingreso pero ya no la deducción. Tendrías que evaluar si te conviene hacerlo.

Pon manos a la obra. Consulta a un especialista para saber cuáles estrategias fiscales podrían servirte a ti y a tu negocio.

Con información de Walter Carlos López Morales, director general de la capacitadora Frecuencia Tributaria y socio de Impuestos en BHR Enterprise Worldwide México, una de las diez firmas más importantes del país.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes),  y a nuestro canal de YouTube.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

El SAT embarga cuentas de grupo Alsea

Así rastreó Hacienda de España la evasión fiscal de Shakira

Gobierno federal implementará incentivos fiscales para Corredor del Istmo

Sector minero obtuvo devoluciones de impuestos por 126 mil mdp