¿Cómo sé cuánto me toca de liquidación?

Esto es importante para empresarios y trabajadores. Cuentas claras…

Saber cómo se calcula la liquidación es importante para mantener las relaciones entre trabajadores y patrones en paz.


La liquidación es un derecho de los trabajadores, amparado por la Ley Federal del Trabajo, cuando la relación laboral entre un patrón y un trabajador termina sin que haya sido la culpa de éste último. Es importante no confundir esta remuneración económica con el finiquito, que también es una remuneración económica a la que tienen derecho de los trabajadores, aunque en el supuesto de que el fin de la relación laboral sí fue responsabilidad suya. El finiquito es significativamente menor a la liquidación.

Un patrón puede despedir a un empleado sin tener que darle liquidación si comete una falta como mentir sobre tus títulos o conocimientos, incurrir en actos de violencia, dañar los bienes de la empresa, más de tres faltas injustificadas en 30 días, ir al trabajo bajo la influencia de alcohol o drogas, entre otras.

Para que aplique una liquidación o indemnización se deben presentar al menos tres condiciones:

  1. Cuando la empresa canceló el contrato por motivos que no tienen que ver con el desempeño del empleado, sino con reestructuras de área. Los casos más comunes son el cierre de la empresa o la desaparición del puesto.
  2. Despido injustificado. Un ejemplo es que se te acuse de algo que no hiciste (como robar equipo de la empresa) y te despidan.
  3. Cuando se renuncia a causa de una falta grave cometida por el patrón, como engaños, amenazas, violencia, hostigamiento, acoso sexual, reducción del salario o existencia de un peligro grave para la seguridad o salud del trabajador o su familia.

La liquidación da derecho a tres meses de salario, prima vacacional, prima de antigüedad, salarios caídos y a 20 días de salario por año trabajado.

La prima de antigüedad consiste en 12 días de salario ordinario por cada año trabajado; los salarios caídos son aquellos que, en caso de haber ido a juicio contra el patrón, comprenden el momento en que se te notificó del despido al presente, con un límite máximo de 12 meses.

Vamos con el ejemplo:

Supongamos que José fue despedido injustamente por su patrón, lo que le da derecho a una liquidación. Además, José lleva dos años trabajando en la empresa, su salario diario neto es de 100 pesos y el pleito legal con su patrón se prolongó por 24 días. Actualmente, al ser su segundo año en la empresa, José tiene derecho a ocho días anuales de vacaciones.

Paso 1.- Primero hay que obtener la indemnización por tres meses (90 días por 100 pesos = 9 mil pesos)

Paso 2.- Calcular la indemnización de 20 días por año trabajado (40 días por 100 pesos = 4 mil pesos)

Paso3.- Obetener tu indemnización de 12 días por año (24 por 100 pesos = 2,400 pesos).

Paso 4.- hacer el cálculo de lo que te corresponde a vacaciones. En este ejemplo son 800 pesos, pues son el número de días de vacaciones (ocho, ya que son seis obligatorios y se suman dos por cada año trabajado) multiplicados por el salario diario (100 pesos).

Paso 5.- Ahora se suma la prima vacacional que se obtiene con el salario diario (100) por días de vacaciones (ocho); el resultado (800 pesos) se multiplica por 0.25% (de prima vacacional) que da un total de 200 pesos.

Hasta aquí la suma es de 16 mil 400 pesos por concepto de liquidación.

Paso 6.- A esa cantidad le tienes que sumar el aguinaldo, que se obtiene al multiplicar el salario diario (100 pesos) por 15 días; el resultado (1,500 pesos) se divide entre 365 días del año para saber cuánto corresponde proporcionalmente por día (4.1096 pesos). Esta cantidad se multiplica por los días trabajados en el año (365 en este caso), lo que da como resultado final 1,500 pesos, pues José trabajó el año completo.

Paso 7.- La suma total da como resultado 17,900 pesos.

Ahora que tienes las herramientas para calcular tu liquidación no dudes en usar la calculadora que te proporciona El Contribuyente. Si tienes dudas, acércate a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y nuestro canal de YouTube.

 

COMPARTE

REVISTA

RELACIONADAS