El Contribuyente
Síguenos
empty

Estos son los plazos para eliminar una deuda en Buró de Crédito

La información de los créditos registrados se elimina de la base de datos de Buró de Crédito en diferentes periodos de acuerdo al monto del adeudo


revisando las cantidades en la hoja
16 agosto, 2022



El Buró de Crédito es una de las Sociedades de Información Crediticia que genera informes del historial de personas o empresas, en donde se incluye información relacionada al comportamiento de pagos de créditos, cuentas bancarias o servicios básicos como luz o agua, entre otros.

En entrevista con El Contribuyente, Francisco Lerín Mestas, integrante del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), explicó que toda la información que se encuentra en el Buró de Crédito es confidencial y puede ser compartida a entidades financieras afiliadas que la soliciten, como el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Asimismo, explicó que el buró de crédito es un organismo que recopila el historial del comportamiento crediticio de una persona física o moral con la finalidad de reducir los riesgos financieros por el incumplimiento de pago. La calificación positiva o negativa depende del cumplimiento o incumplimiento de sus obligaciones y de la prontitud con que realicen sus pagos.

¿Cómo puedo saber si estoy en el Buró de Crédito?

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), las Sociedades de Información Crediticia (SIC) ofrecen servicios de recopilación, manejo y entrega o envío de información relativa al historial crediticio de personas físicas y morales.

Si cuentas con alguna tarjeta de crédito, tarjeta de servicio, crédito automotriz, crédito hipotecario, servicio de telefonía celular o de telecomunicaciones, seguramente alguna SIC tendrá un historial crediticio registrado y puedes solicitar un Reporte de Crédito.

“Todas las personas tienen derecho a solicitar una vez al año y de manera gratuita, un reporte especial. Por ley, las Sociedades de Información Crediticia, están obligadas a proporcionarlo” explicó Lerín Mestas en entrevista.

El funcionamiento del Buró de Crédito es fácil de explicar: las instituciones reportan al Buró de Crédito el comportamiento de pago de sus clientes, a partir de esos datos, con ello, se construyen los historiales crediticios, contenidos en los Reportes de Crédito. Estos son gratuitos para los consumidores una vez cada 12 meses.

La Ley para Regular Sociedades de Información Crediticia establece que dicho reporte se entregue por correo electrónico, fax o en la Oficina de Atención a Clientes.

En caso de alguna inconformidad con la información contenida en el Reporte de Crédito, el titular del mismo puede presentar una reclamación y si está en lo correcto, la SIC deberá modificar su base de datos.

Asimismo, en caso de que se determine la improcedencia de una reclamación, el titular podrá incluir en éste un texto de hasta de 200 palabras explicando el motivo por el cual está en desacuerdo con la información.

¿Estar en Buró de Crédito es malo?

Contrario de lo que muchos piensan, tener un historial crediticio tiene muchas ventajas: estar en Buró de Crédito significa que ya no se es un extraño ante los otorgantes de crédito, lo que hace más sencillo y probable que te otorguen un crédito, de acuerdo con el especialista.

“Estar registrado en el Buró de Crédito tendrá efectos positivos dependiendo del comportamiento de pagos que tengas. Si no cuentas con un historial, te será más complejo obtener o contratar cualquier tipo de producto financiero”, detalló Francisco Lerín Mestas en entrevista con este medio.

Por ejemplo, si quieres obtener una tarjeta de crédito, un préstamo o un crédito hipotecario, el banco pedirá tu reporte al Buró de Crédito para evaluar si cumples con los requisitos necesarios.

Por otro lado, si eres impuntual en pagos, esto también quedará registrado en tu historial crediticio lo cual puede afectarte para obtener algún beneficio de los mencionados anteriormente.

¿Qué puedo hacer si tengo adeudos?

La información de los créditos registrados se elimina de la base de datos de Buró de Crédito en diferentes periodos de acuerdo al monto del adeudo que mantengan y se expresan en UDIS o unidades de inversión.

Tus créditos con adeudos menores a:

  • 25 UDIS ($185.53) o menos, pero más de $ 0.00, se eliminan después de un año.
  • 500 UDIS ($ 3,730) se eliminan después de dos años.
  • 1000 UDIS, más o menos ($7,460) se eliminan después de 4 años.

Estos plazos comienzan a correr a partir de la primera vez que el otorgante reportó los créditos con un atraso o desde la última vez actualizó a Buró de Crédito información sobre ellos.

Los datos de tus créditos con adeudos mayores a 1000 UDIS se eliminan al cumplir 6 años en la base de datos de Buró de Crédito siempre y cuando:

  • Sean menores a 400 mil UDIS, más o menos, $ 1.7 millones de pesos.
  • El crédito no se encuentre en proceso judicial.
  • No hayas cometido algún fraude en tus créditos.

Aquí puedes revisar el valor de las UDIS.

 






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Cómo responder una carta invitación del SAT?

Estos son los puntos que debes vigilar de tu Afore

Los CFDI deben tener el código postal del receptor a partir de 2022

Atención: estos nuevos requisitos deben cumplir las notas de crédito

Así es la iniciativa para aumentar las vacaciones y reducir la jornada laboral