El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Cómo venderte cuando no tienes experiencia?

La experiencia que adquieres en la escuela NO es suficiente para conseguir el empleo que deseas; aquí algunos consejos.




30 agosto, 2017

Sabemos que puede resultar muy estresante haber pasado varios años de tu vida preparándote académicamente para que, cuando llegue el momento de buscar empleo, los empleadores te digan que “te hace falta experiencia” y caigas en el círculo vicioso de no poder trabajar sin experiencia y no poder ganar experiencia sin trabajar.
 

No es secreto que se le da mucho peso a la experiencia laboral; de hecho, esta característica fue elegida más veces por los reclutadores como “de gran importancia” al momento de tomar una decisión de contratación, según indican datos del estudio Recruiter Nation Report, realizado por la empresa reclutadora Jobvite.
 

Pero aguanta; tampoco es para que te avientes como La Mars y dejes tus estudios truncos. Ahí te va: el estudio “Compara Carreras 2017” realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), indica que terminar una licenciatura reduce a más de la mitad la probabilidad de que termines trabajando en el sector informal respecto del bachillerato.
 

Entonces, ¿cómo puedes presentarte como el mejor candidato para las empresas?
 

Comienza cuanto antes

Si buscas oportunidades en tus últimos semestres de la carrera o justo al graduarte, puede que cuentes con el apoyo económico de tus padres o de una beca escolar, para dedicarte exclusivamente a experimentar en el mercado laboral. “Realiza prácticas profesionales o aplica para un puesto de becario”, dice a El Contribuyente Alejandra Vera, Gerente de Relaciones Públicas del sitio de búsqueda de empleo OCCMundial.
 

Sé realista, pero no te conformes

Debes estar consciente de que los primeros empleos no suelen ser bien pagados, menciona la especialista. Sin embargo, son una excelente opción para familiarizarte con el ritmo de trabajo, las exigencias del puesto y para desarrollar aptitudes que se requieren en tu sector. Ojo: esto no quiere decir que aceptarás cualquier oferta, busca que aporte a tu formación y que pueda servirte como referencia futura.
 

Destaca entre los postulantes

Alejandra añade que “es importante mencionar la información destacada de la vida académica: ¿se obtuvo algún reconocimiento? ¿Se hizo cargo de algún proyecto? ¿Se creó alguna propuesta innovadora? Cuando no hay mucho que decir de la experiencia laboral, los logros académicos, el trabajo voluntario, las habilidades y conocimientos, son la mejor arma de venta”.



Google for Students recomienda realizar cursos (de idiomas, por ejemplo), contar con publicaciones escritas, asistencia a conferencias y participar en intercambios escolares para agregar valor a tu perfil.
 

Arma un buen currículum

OCCMundial señala que “los reclutadores reciben muchas postulaciones y eliminan cerca del 90% de las solicitudes en la primera ronda porque deben de seleccionar a los candidatos potenciales para una entrevista”. Verifica que en tu CV se pueda identificar fácilmente que cumples con los requisitos; recuerda que la carta de presentación no es obligatoria y, de ponerla, deberá decir algo que no se encuentre en la información general.
 

Ocupa las redes sociales a tu favor

El estudio de Jobvite –mencionado anteriormente– indica que los reclutadores cada vez toman más en cuenta tu presencia en la red. Aprende a hacer tu perfil de LinkedIn; mantén Facebook y Twitter actualizadas con tus últimos logros, participaciones en concursos o eventos, y comenta publicaciones relacionadas con tu carrera. También es recomendable escribir en un blog personal y tener un portafolio electrónico en plataformas como Portfoliobox o Behance.
 

Preséntate con seguridad

“Es una realidad que los jóvenes profesionistas se enfrentan a un mercado laboral con

oportunidades limitadas y fuerte competencia, pero hay que recordar que los grandes profesionistas, emprendedores y líderes de hoy empezaron desde cero”, apunta Alejandra Vera.
 

Estas sugerencias no solamente te ayudarán como argumento cuando vayas a tocar puertas, también ganarás visibilidad en tu área y es probable que alguien (a veces quien menos te imaginas) se encuentre con tu trabajo y quiera incluirte entre sus filas. Mantente actualizado y continúa formándote para la vida laboral

Suscríbete al newsletter aquí.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Foto: Shutterstock





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Ya está disponible la versión 3.6.2. del SUA del IMSS

Formas de reactivar tus cotizaciones para pensión en el IMSS

Aprende a localizar en cuál Afore estás registrado

Anticípate: el 5 de febrero es día inhábil

¿Cuál es la diferencia entre contabilidad fiscal y contabilidad financiera?