El Contribuyente
Síguenos
empty

RFC – Registro Federal de Contribuyentes

Si quieres saber ¿qué significa el RFC?: El RFC son las siglas de Registro Federal de Contribuyentes, es una clave única alfanumérica que el gobierno de México utiliza para identificar a las personas físicas (asalariados) y personas morales (empresas) que lleven a cabo una actividad económica en nuestro país. Por medio de esta clave la autoridad fiscal es capaz de conocer puntualmente la actividad económica que cada contribuyente lleva a cabo y con quién.

El RFC para personas físicas se compone de 13 caracteres, mientras que para las empresas (personas morales) consta de 12 caracteres.

 

 


¿Cómo calcular el RFC?

Para calcular el RFC puedes hacerlo mediante la sencilla fórmula que a continuación te detallamos, pero los últimos 3 caracteres corresponden a la homoclave, esta es proporcionada únicamente por el SAT, existen en la red varias “calculadoras de RFC” que supuestamente te lo generan, sin embargo esto es falso, ya que el Servicio de Administración Tributaria ha sido enfático en que esta institución es la única que puede asignar la homoclave

Calcular el RFC de personas físicas sigue estos pasos:

Consta de 13 caracteres los cuales se distribuyen de la siguiente manera:


Calculando el RFC

Excepciones

La anterior es la regla comúnmente aplicada para calcular el RFC, sin embargo hay algunas combinaciones de letras que pueden generar un RFC que incluya nombres de partes del cuerpo o malas palabras, para estos casos el SAT sustituye con una letra X el espacio correspondiente a la primera letra del nombre.

El caso más mediático de una excepción de los últimos años es el RFC del expresidente de México, Enrique Peña Nieto, el cual quedó asignado de la siguiente manera: PENX660720

Para calcular el RFC de personas morales sigue estos pasos:

Consta de 12 caracteres los cuales se distribuyen de la siguiente manera:


¿Cómo se tramita el RFC?

El trámite para darse de alta puede hacerse por internet o en alguna de las oficinas del Sistema de Administración Tributaria (SAT). Recuerda que este trámite es totalmente gratuito.

Requisitos para el trámite del RFC

Los patrones que empleen los servicios de un trabajador no registrado tienen la obligación de registrarlos ante el fisco. Es importante que pidan documentación que certifique la información de sus trabajadores, o podrían ser sancionados.


La forma más fácil de tramitar el RFC es por internet y debes seguir los siguientes pasos:

Trámite por internet

  • Ingresa a este link de la página del SAT
  • Da click en la opción que dice: “Obtén tu RFC con la Clave Única de Registro de Población (CURP)”
  • Ingresa tu CURP y captura el código de verificación que se genera automáticamente.
  • Si no tienes tu CURP puedes bajarla desde esta liga
  • Debes verificar que la información capturada corresponda a tus datos
  • Captura tu domicilio fiscal y tu correo electrónico

Realizados los pasos anteriores, el SAT te genera un acuse único de inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes el cual incluye un código QR así como tu cédula de identificación fiscal en donde se especifica tu RFC.

 

Trámite presencial

Si no sabes cómo hacerlo, te compartimos este tutorial para sacar una cita en el SAT

Recuerda que al momento de agendar tu cita el sistema te dirá exactamente qué documentación debes llevar.


Imprime tu RFC y Constancia de Situación Fiscal

Para reimprimir tu RFC solo necesitas tu contraseña y tu e.firma

Para tener una versión impresa de tu RFC debes imprimir tus acuses y también puedes generar tu Constancia de Situación Fiscal con CIF, este documento es un comprobante de tu inscripción y vigencia al Registro Federal de Contribuyentes, el cual te servirá para los trámites que hagas en el que te pidan una versión en papel de tu RFC.

Pasos para imprimir tus acuses de RFC

En caso de que hayas perdido tu contraseña, aquí te decimos cómo recuperar tu contraseña.

En caso de que no tengas tu e.firma, aquí te explicamos todo lo necesario para tramitar la e.firma


¿Para qué sirve el RFC?

El artículo 27 del Código Fiscal de la Federación (CFF) contempla quiénes están obligados y quiénes no. Deben inscribirse todas las personas físicas y morales (y sus socios o accionistas) que estén obligados a presentar declaraciones periódicas o a expedir facturas por la actividad económica que realicen. En caso de cambiar de domicilio fiscal deberán actualizar su información en un plazo de 30 días posterior al cambio. De acuerdo al artículo 79 del CFF, si una persona no se inscribe cuando está obligado a hacerlo, no actualiza la información o emite información falsa se hace acreedora a una sanción.