El Contribuyente
Síguenos
empty

En qué casos la Modalidad 40 del IMSS mejora tu pensión

La modalidad 40 permite a las personas trabajadoras que hayan dejado de cotizar ante el IMSS continúen con aportaciones para incrementar sus semanas cotizadas


Mejora tu pensión con la Modalidad 40 del IMSS
(Imagen: Shutterstock)
8 septiembre, 2022



El Instituto Mexicano del Seguro Social ofrece la Modalidad 40 que es conocida en términos legales como la Continuación Voluntaria al Régimen Obligatorio y permite continuar con las cotizaciones en los seguros de retiro por edad avanzada, vejez e invalidez en el cual se siguen acumulando semanas de cotización y recursos en las cuestas individuales de los derechohabientes.

Requisitos para la modalidad 40

Los requisitos para que puedas acceder al esquema de la modalidad 40 son:

1.- Que no estés activo laboralmente

2.- Tengas 52 semanas previas cotizando en el Seguro Social

3.- No más de 5 años a partir del cese de la última relación laboral.

4.- Además, debes decidir el monto del salario con el que deseas cotizar, el cual depende de la capacidad de aportación de cada persona.

¿Quiénes puede inscribirse a la Modalidad 40 del IMSS?

Está destinada para todos aquellos trabajadores que cotizaron desde antes del 1 de julio de 1997, que estén en el régimen establecido en la Ley del Seguro Social de 1973. Sólo se permite la incorporación si se cotizó durante 52 semanas en los últimos cinco años.

¿Cuáles son las ventajas de la Modalidad 40 del IMSS?

  • Seguro por invalidez
  • Seguro de vida
  • Registro del salario base de cotización
  • Aportaciones de la Afore
  • Obtener una pensión de hasta 50 mil pesos

Los dos tipos de pensiones en la Modalidad 40

En entrevista con El Contribuyente, Rolando Silva Briceño, integrante de la Comisión Técnica de Seguridad Social del Colegio de Contadores Públicos de México, explicó que existen dos opciones de obtener una pensión dentro de la Modalidad 40 del IMSS que contempla este régimen y la Administradora de Fondos para el Retiro (Afore).

“Las personas que no tienen un trabajo y opten por la Modalidad 40, deben saber qué es lo que se está buscando con esta modalidad, porque tenemos dos esquemas que se relacionan con las pensiones. Por ejemplo, para quienes se dieron de alta antes de julio de 1997, seguramente les interesa mejorar, diseñar y planear una pensión más cuantiosa. Sin embargo, si tu primera cotización en el seguro social fue después del 97, el esquema que te toca forzosamente es el de Afores y en este caso es más complicado mejorar una pensión, pero ayuda a seguir teniendo semanas de cotización”, explicó en entrevista.

Asimismo, el especialista detalló que en el esquema de Afores al contribuyente debería interesarle seguir registrando semanas de cotización porque si acumula 750 semanas cotizando en el seguro social, tenga o no una pensión, esto le otorga derecho a atención médica de por vida, prestaciones en especie y puede aspirar a una pensión garantizada.

“Es un tanto diferente porque en el régimen de la Modalidad 40 son estos elementos: cuántas semanas trabajaste, cuántas cotizaste y cuánto cobraste y reportaste en los últimos 5 años. Estas combinaciones generan pensiones que son cuantiosas, estamos hablando de 50 mil a 60 mil pesos con un diseño de esta forma” explicó.

En tanto, explicó que para quienes están cotizando con un esquema de Afore, la manera en cómo se calcula su pensión es sencilla: el dinero que tenga ahorrado “va a comprar la pensión para la que le alcance” y por eso es diferente a la Modalidad 40.

“A partir del 2020 se hizo una modificación en la que se incorporaron nuevas pensiones garantizadas que van de 3 mil a 9 mil pesos se conforman por el promedio de los salarios de toda tu vida y el número de semanas cotizadas” dijo.

Detalló que en este caso el contribuyente no puede aspirar a una pensión más cuantiosa debido a que los montos están establecidos por un tabulador. Si desea un pensión mayor, dijo, la única opción es tener un saldo numeroso en la Afore.

¿Por qué será más caro pensionarte por Modalidad 40?

Tras las modificaciones a la Ley del Seguro Social que entrarán en vigor el 1 de enero de 2023, la Modalidad 40 percibirá el aumento de la siguiente manera:

La cuota mensual total que se paga este año pasará de 10.075 por ciento del salario base de cotización de los trabajadores a 11.166 por ciento en 2023, un incremento de 1.09 puntos porcentuales que seguirá año con año hasta llegar a 18.8 por ciento en el 2030.

“Cuando te vas a la Modalidad 40 lo que haces es pagar lo que te toca a ti y lo que le tocaba a tu patrón, y por consecuencia se vuelve mas caro. Este mismo incremento lo va a sufrir quien esté cotizando por su cuenta”, explicó Silva Briseño.

 






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Cómo responder una carta invitación del SAT?

Estos son los puntos que debes vigilar de tu Afore

Los CFDI deben tener el código postal del receptor a partir de 2022

Atención: estos nuevos requisitos deben cumplir las notas de crédito

Así es la iniciativa para aumentar las vacaciones y reducir la jornada laboral