El Contribuyente
Síguenos
empty

Atención: los pagos en efectivo a tarjetas de crédito también son reportados al SAT

Las cantidades en efectivo destinadas al pago de un crédito, préstamo o financiamiento son reportadas por los bancos al SAT si superan los 15 mil pesos mensuales


El Contribuyente
2 septiembre, 2022



Los depósitos en efectivo son aquellos que, en moneda nacional o extranjera, se realicen en cualquier tipo de cuenta que las personas físicas o morales tengan a su nombre en las instituciones del sistema financiero, así como las adquisiciones en efectivo de cheques de caja, según lo establece la Ley de impuesto sobre la renta (LISR).

Anteriormente el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cobraba un Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), que era retenido por los bancos. Sin embargo, actualmente la autoridad fiscal no cobra los depósitos en efectivo, porque dicho gravamen se eliminó con la reforma fiscal que entró en vigor en 2014.

Sin embargo, los bancos aún tienen la obligación de proporcionar mensualmente al SAT la información de los depósitos en efectivo que se realicen en las cuentas abiertas a nombre de los contribuyentes, cuando el monto mensual acumulado por los depósitos en efectivo que se realicen en todas las cuentas de las que el contribuyente sea titular en una misma institución del sistema financiero exceda de 15 mil pesos, de acuerdo con Ley del ISR, en la fracción IV del Artículo 55.

¿Qué se considera como depósito en efectivo?

Sin embargo, hay otras operaciones que se consideran como depósitos en efectivo por lo que podrán  ser reportadas por los bancos al SAT, como lo establece el artículo 97 del Reglamento del la LISR.

También se entenderán como depósitos en efectivo:

Las cantidades en efectivo destinadas al pago de un crédito, préstamo o financiamiento otorgado por una institución del sistema financiero a una persona física o moral, que excedan del monto adeudado por tales conceptos.

Es decir, los pagos en efectivo hechos a tarjetas de crédito o para pagar préstamos también se sumarán al límite de los 15 mil pesos mensuales y en caso de superarlo, serán reportados por los bancos a la autoridad tributaria.

El especialista Luis Velasco advierte que “la autoridad fiscal puede enviar cartas invitación a los contribuyentes que detecte que han recibido depósitos en efectivo superiores a los $15,000 en el mes para que demuestren el origen de dichos recursos y para determinar si los mismos deberán pagar un impuesto omitido o no, por lo que es recomendable tener todo el soporte documental que ampare dichos depósitos para poder demostrarlo a la autoridad”.

 

 

 






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Cómo responder una carta invitación del SAT?

Estos son los puntos que debes vigilar de tu Afore

Los CFDI deben tener el código postal del receptor a partir de 2022

Atención: estos nuevos requisitos deben cumplir las notas de crédito

Así es la iniciativa para aumentar las vacaciones y reducir la jornada laboral