El Contribuyente
Síguenos
empty

Así funciona la estrategia fiscal de los créditos respaldados (o back to back)

La estrategia de los créditos respaldados (o back to back) permite pagar menos impuestos con la ayuda de otra empresa. Si bien es legal, es delicada.



Foto: Shutterstock
22 noviembre, 2018


Cuando una compañía X vende su maquinaria, autos, equipo, mobiliario (activos fijos) a una empresa hermana Y a un precio menor del que fueron adquiridos, es posible que la venta genere una pérdida fiscal deducible para A en el ejercicio en que se hizo la venta. A esta estrategia fiscal se le conoce como de créditos respaldados o back to back. Supongamos que por una venta de activos fijos, X recibió 100 millones de pesos cuando el precio original de los activos fue de 120 millones, lo que generó una pérdida de 20 millones. Esto significa que la compañía X podrá deducir pérdidas de 20 millones durante el ejercicio.

Sin embargo es necesario que la compañía cumpla con algunas condiciones, como tener un libro en el que se registre el precio original de adquisición de los activos y dar una buena razón de por qué se vendieron a un precio menor al de adquisición. La autoridad podría requerir de esta explicación para evitar que se vendan a un menor precio como parte de una estrategia puramente fiscal sin un sustento comercial tangible. Para esto último es recomendable que se acuda a un perito valuador, quien justificará las condiciones por las que el activo ahora tiene un menor precio (deterioro, por ejemplo).

Esta estrategia aún da para más. Pues la empresa que vendió los activos podría posteriormente rentarlos a la empresa que los adquirió, deduciendo el dinero pagado en las rentas, con lo que se generaría una doble deducción. Nuevamente, esto podría despertar suspicacias en la autoridad. Y con razón. Imagina vender algo sólo para posteriormente decidir que siempre sí lo necesitabas, y encima de todo, recibir beneficios fiscales por doble partida. Sospechoso, ¿no?

Nuevamente es necesario dar una razón de negocios a la autoridad. Por ejemplo, que a pesar de necesitar los activos que posteriormente se vio orillada a rentar, la empresa necesitaba liquidez. Un ejemplo de la vida real es Grupo Bimbo, que ha creado empresas hermanas para encargarse de tareas específicas, como manejar las flotillas de camiones, con lo que delega parte de sus responsabilidades administrativas.

Otro ejemplo de la estrategia de créditos respaldados (o back to back) se da cuando una empresa concede a otra un crédito monetario. Esto suele ocurrir cuando una empresa quiere adquirir un crédito pagando una tasa de interés menor a la que otorgan los bancos. Para esto se suele acudir a otras empresas, frecuentemente empresas hermanas. Los intereses generados por esta operación son deducibles para la empresa que los pagó.

Aquí el SAT requiere que los intereses pagados sean menores a los que se encuentran en el mercado. La justificación, nuevamente, es evitar que este tipo de estrategias tengan un tinte puramente fiscal.

Actualmente estas prácticas son legales. Sin embargo, aunque en la letra pueden sonar como algo sencillo, en la práctica pueden resultar algo complicado, confuso y delicado. Por ende, recomendamos acudir a un especialista fiscal para evitar tener problemas con la autoridad.


NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes),  y a nuestro canal de YouTube.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Es ilegal que se niegue la devolución de IVA porque debe demostrarse el origen de los recursos

Ahora sí: La compensación universal ha llegado a su fin

Conoce las implicaciones fiscales de llevar la contabilidad en la nube

¿Puede el IMSS verificar si hay empleo o solo se pagan cuotas para la pensión?

El patrón debe demostrar si existió o no reducción salarial ante una rescisión laboral: SCJN

Amparo de la SCJN para dictaminador fiscal sólo beneficia al quejoso: IMCP