Aunque no quieras, tienes que entregarle al SAT los documentos que te pida

visita domiciliaria, auditoría

En caso de visita domiciliaria del SAT, no hay pero que valga.


Una visita domiciliaria puede ser un acontecimiento casi traumático para muchos contribuyentes, volviéndolos propensos a errores y temeridades. Incluso podrían verse tentados a no acatar con las peticiones de la autoridad durante la visita.

Una visita domiciliaria ocurre cuando la autoridad observa una irregularidad y busca comprobar que los contribuyentes han cumplido con las disposiciones fiscales y ver si hay contribuciones omitidas. En ellas, las autoridades fiscales están obligadas a revisar el historial de contabilidad, bienes, mercancías y ordenar una visita al domicilio.

Con lo anterior, un precedente expuesto por la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, expuso que los contribuyentes no pueden negarse a comprobar o a poner en disposición todo documento si las autoridades fiscales requieren de ello. Es conforme al artículo 45 del Código Fiscal de la Federación, que los contribuyentes están obligados a recibir la visita domiciliaria; y si es el caso, no pueden limitar la documentación requerida por las autoridades.

Puedes revisar la jurisprudencia aquí, página 358


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y nuestro canal de YouTube.

COMPARTE

CONOCE NUESTRA REVISTA

RELACIONADAS