El Contribuyente
Síguenos
empty

Así sería una Secretaría de Hacienda perfecta

Nuestro analista propone un cambio en la manera como opera la dependencia.




21 agosto, 2017

Es una locura ser empresario estos días, pero ser empresario y mexicano eso sí que es el verdadero viacrucis. La incompetencia de la Secretaría de Hacienda para resolver los problemas culturales de la nación acerca de las tributaciones de las personas han hecho que, según la base de datos que publicó la dependencia, se demuestre que la base tributaria es muy, pero muy pequeña.
 

De tal manera que Hacienda, al ser incapaz de invitar a las personas a unirse a un esfuerzo para fortalecer a la nación, quiere exprimir los bolsillos de las personas que hoy día están en esa base y que pretenden cumplir con sus obligaciones.
 

Por ese motivo su servidor se dio a la tarea de analizar y resolver los problemas de Hacienda, en espera de que alguien tome este texto y mejore el modo en el que el país cobra sus impuestos.

Lo primero será usar la tecnología; cada operación deberá tener un blockchain (base de datos distribuida en bloques) para que pueda ser identificada y ligada a un contribuyente con todo y sus operaciones.

Lo siguiente aplica para cualquier mexicano:

 

1 Si alguien vende un producto o servicio tendrá que generarse un impuesto. Deberá explicarse que es la mejor forma de mantener al país como una nación que evoluciona y que se prestarán servicios en beneficio de la sociedad.
 

2 El impuesto en cuestión deberá ser de una tasa fija sin importar el tipo de producto.

3 El impuesto generado debería ser retirado automáticamente al recibirse el pago y será obligación de los bancos retenerlo y entregarlo a Hacienda.

4 No se presentarán declaraciones, ya que todo será electrónico. Sin embargo podrán objetarse retenciones de impuesto a depósitos en efectivo y tendrán que ser sustentadas para que se acredite el cobro erróneo y si es que amerita una devolución.

5 Deducciones… no habrá deducciones.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

¿Qué beneficios tiene este modelo? Menos interacción con las personas, una reducción significativa de recursos, aumento en la recaudación al evitar los agujeros negros y que Hacienda se dedique a ampliar la base de contribuyentes.

La Secretaría de Hacienda tiene que ser un administrador de los recursos y utilizar al sistema financiero como recaudador de impuestos. Al final los impuestos se llaman así porque todos deben pagarlos.

 


 

Suscríbete al newsletter aquí.

 




Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas