El Contribuyente
Síguenos
empty

Los influencers ya no podrán recomendar productos tan fácilmente


3 julio, 2017



Tienes varios miles de seguidores, te pagan por recomendar productos y (casi) todos contentos.


Digamos que tienes 24 años y 80,000 seguidores en Instagram. Además de selfies, posteas una o dos veces a la semana una foto en la que recomiendas tu look del día. “¡Está genial mi nueva falda de H&M!” dice el texto de la foto.

 

 

A veces bastará con que la marca de ropa le regale el vestido a la ‘instagramera’. Pero cuando se trata de una persona pública, una conductora de televisión por ejemplo, recomendar una prenda a tu millón de seguidores es otra cosa.

 

Este ‘product placement’ (inserción de un producto) es muy recurrente en programas de televisión e incluso en películas (vean el de Tecate en Hellboy 2). Ahora se ha vuelto una tendencia en redes sociales, especialmente en Instagram, la plataforma que pertenece a Facebook y que cuenta con 700 millones de usuarios activos al mes.

 

 

En Estados Unidos ya tomaron cartas en el asunto. La Federal Trade Commission (FTC, por sus siglas en inglés) publicó el resultado de una revisión hecha a diferentes publicaciones en Instagram realizadas por celebridades, atletas y otros influencers. La FTC comparte en su sitio que enviaron alrededor de 90 cartas para recordarle a influencers y mercadólogos que deben “dar a conocer clara y conspicuamente su relación con marcas cuando promuevan o respalden productos a través de la red social”.

 

La FTC publicó una guía para que los influencers –famosos o no–, publicistas y bloggers resuelvan sus dudas sobre en qué momento deben decir que una foto o publicación es un respaldo pagado a una marca. Lo que el organismo busca es que las recomendaciones sean honestas, así como dejar claro si hay una conexión entre la marca y quien publica (un empleado, un familiar…).

 

En el caso de que se trate de una recomendación pagada (el chiste hasta ahora es que no sea tan obvio), el influencer o celebridad deberá poner antes que otra cosa un disclaimer como este: “Lo siguiente es una recomendación pagada para [marca] de [nombre de la compañía]”. Luego podrán publicarse hashtags y hasta un ave maría, ya no importa.…

 

De acuerdo con Forbes, por ahora la FTC sólo envía amables recordatorios para que los que entren en esta categoría revelen cuando se trate de una recomendación pagada. Pero la comisión seguirá con su monitoreo (especialmente a aquellos casi 100 que recibieron una carta). Si no acatan el reglamento podrían comenzar a multar a Instagram, a los influencers y a las marcas, juntos o por separado.

 

Otro tema que se deriva de este ‘negocio’ es el pago de impuestos. En México los influencers –famosos o no– reciben productos o pagos monetarios por promocionar productos o servicios. Evidentemente no pagan impuestos y, como se ha visto con el caso de Spotify y Netflix, no hay una ley que los obligue. Pero parece que al SAT no se le va una y podrían sorprender en cualquier momento.

 

Suscríbete al newsletter aquí.

 
 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina