El Contribuyente
Síguenos
empty

Hacienda llama a los estados a recrudecer el cobro del impuesto predial

Ante la caída de los ingresos petroleros, alguien tiene que pagar las cuentas.



12 julio, 2017



Érase una vez, en el lejano año 2012, un país llamado México que estaba conectado a los ingresos petroleros como un enfermo a la respiración artificial. Por este medio, el gobierno federal pudo obtener el 40.7% de sus ingresos presupuestarios gracias al petroleo. Para 2016, estos aportaron sólo 16.3% del gasto público y para 2017 se contempla que representen 15.7%.

Con una clara tendencia a la baja de estos desde su máximo histórico, alcanzado en 2012, uno no puede sino preguntarse de dónde han salido, pues, los ingresos federales. Adivinaron, el gobierno federal ha compensado la caída de los ingresos petroleros registrada desde 2012 con un incremento en la recaudación.

La Ley de Ingresos 2017 contempla que los ingresos tributarios serán el 56% del total del presupuesto, muy por encima del 37.4% de la bonanza petrolera de 2012. ¿A qué se debe esto? La caída de los ingresos petroleros se debe, fundamentalmente, a dos factores: la caída en el ritmo de la extracción de petróleo en México y el desplome internacional de los precios por barril. En 2004 Pemex alcanzó su mayor nivel de extracción, con 3.38 millones de barriles de petróleo al día, en 2017 el ritmo de extracción es de apenas 1.9 millones. Los precios internacionales del petróleo sufrieron una caída abrupta a finales de 2014, cuando promediaba los 85 dólares, llegando a ser de menos de 30 dólares por barril al iniciar 2016.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, recientemente se mostró optimista en el marco de la inauguración de la CCCXIII Reunión de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales, pues piensa que esta situación podría mejorar en el corto plazo, ya que el precio por barril promedió los 35 dólares en 2016 y se ha mantenido alrededor de los 42 en 2017. Además, dijo, se espera que la producción de barriles de petróleo repunte un poco, para volver a alcanzar los 2 millones de barriles diarios.

Con todo y esto, el funcionario llamó a los gobiernos estatales a fortalecer la recaudación de impuestos locales. Meade resaltó que en México los impuestos federales son casi el 14% del PIB, contra 12% en Japón, 11% en Estados Unidos y Alemania, y 10% en Suiza. Sin embargo, la recaudación de impuestos locales se encuentra, según palabras del secretario, “muy por debajo” de lo que se ve en otros países, pues se recauda tres veces menos que en Latinoamérica y siete menos que en la OCDE. En Japón, los impuestos locales son casi el 8% del PIB, en Suiza, Estados Unidos y Alemania están arriba del 3%.

El impuesto en que según Meade hay más espacio para incrementar la recaudación es el predial, pues en muchos estados no se hace con eficiencia.

Suscríbete al newsletter aquí.






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0