El Contribuyente
Síguenos
empty

Estados Unidos: la súper potencia energética que nos dará dolores de cabeza

Cómo nos afectará el alza en la producción de gas natural y de petróleo de nuestro país vecino.




10 julio, 2017

Después de haberse recuperado de la guerra sucia de producción que los árabes le hicieron a Estados Unidos para tratar destruir la industria del petróleo ‘shale’ el año pasado, donde el petróleo se levantó de los $38 dólares hasta los $50 dólares por barril, este año el crudo no pudo superar la barrera de los $51.



Ahora Estados Unidos, con Donald Trump como presidente, decidió tomar la batuta y darle una cucharada de su propio chocolate a los árabes y a los miembros de la OPEC (Organización de Países Exportadores de Petróleo). Éstos han hecho esfuerzo sin resultados para soportar recortes más profundos, mientras que en Estados Unidos activan cada semana más y más plataformas petroleras llenando esos huecos en el mercado. Como resultado de esto cada semana se tienen inventarios altos, tanto de petróleo como de productos derivados.



Para darnos cuenta de la magnitud de esto, en Estados Unidos hasta el viernes pasado (según datos de Baker Hughes) se tenían activas 952 plataformas petroleras adicionales a las 957 plataformas petroleras del resto del mundo (el año pasado eran 351). Esto quiere decir que Estados Unidos tiene una capacidad de producción igual a la del resto del mundo, ¿con qué objetivo? Ser el líder proveedor energético a nivel mundial.



De igual modo el gas natural, que en febrero de 2016 llegó a tocar los $1.71 dólares por Btu (British thermal unit) y que luego se levantó a $4 dólares, también sufre los efectos de las políticas de Trump en las cuales no se busca incrementar el precio sino producir más.

¿Pero qué repercusiones tendrá esto para México o cómo podría beneficiarse? Según datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la producción de gas natural en nuestro país ha bajado a mínimos en 10 años. México importa más gas de lo que produce y ese gas viene de Estados Unidos.



Se dice entonces que tal vez un plan del gobierno para aligerar la mano de Trump sobre las negociaciones del TLC, sea permitir que Estados Unidos se convierta en nuestro principal proveedor de energéticos. Esto suena descabellado porque México tiene una gran cantidad de yacimientos no explotados, sin embargo el costo de los energéticos es “tan bajo” que hace que esto pueda convertirse en un dolor de cabeza para el gobierno al momento de hablar de inversión en este rubro.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito


 

Suscríbete al newsletter aquí.

 




Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas