El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Qué es una Afore?


26 mayo, 2017



Todos tenemos una, pero ¿qué son?

 

Anteriormente, los recursos pensionarios de los trabajadores afiliados al IMSS o al ISSSTE eran administrados por éstos, según fuera la institución a la que estuviera afiliada el trabajador. Esto cambió en 1996, cuando se crearon las administradoras de fondos para el retiro (Afores), que pasaron a ser las instituciones financieras encargadas de administrar e invertir el dinero ahorrado por los trabajadores mexicanos.

Estas instituciones financieras privadas abren una cuenta por cada trabajador afiliado al IMSS o al ISSSTE, donde de manera individual se hacen aportaciones obligatorias y voluntarias. Las primeras consisten en un porcentaje del salario del trabajador que el patrón descuenta periódicamente. Como su nombre lo indica, las segundas consisten en aportaciones que los trabajadores pueden o no hacer de manera voluntaria. Aunque es altamente recomendable que lo hagan.

Además, el gobierno ofrece estímulos fiscales a las aportaciones voluntarias. Es decir, si haces aportaciones voluntarias durante un año fiscal, puedes hacer deducciones de impuestos por hasta 10% de tus ingresos anuales, sin que superen los cinco salarios mínimos al año.

Al entrar a trabajar a una empresa, tu patrón seguramente te afiliará a alguna Afore. Sin embargo, todos los trabajadores tienen derecho a elegir la Afore que prefieran. A pesar de que las Afores operan de modo similar, cada institución financiera ofrece rendimientos distintos y cobra comisiones variables. Al depositar tus recursos en una de estas instituciones financieras, éstas los invierten para generar rendimientos e incrementar tu patrimonio. Esta es información relevante que debes tomar en consideración al elegir la Afore que más convenga a tus intereses.

Si bien idealmente tus ahorros deberían ser utilizados en tu retiro, para poder hacerlos crecer al máximo, es posible realizar retiros anticipados en casos específicos como el desempleo y el matrimonio. Para hacer un retiro por desempleo debes tener cuando menos dos años cotizando y que tu cuenta Afore tenga al menos tres años de antigüedad. El retiro podrá ser de entre 30 y 90 días de tu salario base y se podrá hacer cada cinco años. Para hacer un retiro por matrimonio, cuando menos deberás tener 150 semanas cotizadas el día en que te cases y podrás retirar desde 30 días de salario mínimo.

Suscríbete al newsletter aquí.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina