El Contribuyente
Síguenos
empty

El gas natural después de Trump (y Wilbur Ross)

Con el anuncio que hizo el secretario de Comercio de Estados Unidos, la industria del gas natural puede tomar un vuelco.




22 mayo, 2017

Son las 5 de la mañana, tiempo de México, del jueves 18 de mayo. Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, anuncia en una entrevista en la CNBC que Donald Trump firmó un acuerdo para que Estados Unidos se convierta en el primer exportador más importante de gas natural para China, como parte de la restructuración de los acuerdos comerciales que tiene con ese país. Como consecuencia el precio del gas se dispara a los $3.42 USD por pie cúbico.

Como antecedente, el año pasado el gas natural sufrió su peor año, llevando al precio del gas a tocar los $1.91 dólares por pie cúbico. Debido al calentamiento global, la demanda del gas natural se ha reducido considerablemente, aun en las épocas de frío, trayendo como consecuencia la quiebra de varias empresas en ese sector. Como dato curioso, Wilbur Ross reestructuró algunas de estas compañías (Breitburn Energy Partners, Permian Resources, EIG Global Energy Partners); hay que recordar que el actual secretario de Comercio se dedicaba a reestructurar empresas y ponerlas en forma, y seguramente se estarán beneficiando de este acuerdo indirectamente.

Para que una empresa en el sector de gas natural pueda encontrar una ganancia, el gas debe tener un valor superior a los $2.80 USD, de otra manera podría tener alguna pérdida operativa. Actualmente existe un perfecto balance entre lo que se consume y se produce, es algo que está calculado y que se sostiene casi casi con palillos, ya que puede verse cada mes que el excedente es mínimo en comparación con el mes anterior. 

Y en comparación con los años pasados, la producción es menor, lo que permite que el precio del gas este año se mantenga la mayor parte del tiempo por arriba de los $3 dólares. Curiosamente, cuando inicia la temporada de altas temperaturas se da este anuncio, un anuncio que podría mantenerlo por arriba de los $3 dólares hasta que inicie la temporada invernal. 

No obstante, aun cuando por información se pudiera manipular el precio del gas, basado en el entusiasmo de los especuladores, existen otros factores que aun cuando este plan se ponga en marcha, podrían hacer que fracasara. Uno de estos factores es la lejanía de Estados Unidos con China y el costo del almacenamiento del gas. 

Actualmente Estados Unidos cuenta con una capacidad de almacenamiento limitada –ya sea fija o móvil– y se requiere de una inversión en ese rubro. Otro de los factores es la cercanía de con otros países productores, como Rusia o Australia. Al final de cuentas, lo que importa para los chinos es el precio; no creo que a los chinos les interese comprar gas con precios altos cuando pueden tenerlo por mucho menos.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

En el caso de México, primero le tocó a China negociar y ahora seguirá México y Canadá con el TLCAN. Seguramente la negociación de nuestros tratados empujará a que se favorezca el consumo de gas producido en ese país. Se habla de consolidar la infraestructura en ese sector para que exista una línea que vaya de sur a norte de Estados Unidos y, como según dice Trump que ahora les debemos el dinero del muro, seguramente esta podría ser la manera de cobrarnos.

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas