El Contribuyente
Síguenos
empty

Una investigación reveló espionaje del gobierno de México a personas que apoyan el IEPS

Una investigación de Citizen Lab confirmó quienes han sido espiados por dar apoyo al IEPS.




13 febrero, 2017

En su investigación “Bitter Sweet: Supporters of Mexico’s Soda Tax Targeted With NSO Exploit Links”, Citizen Lab reveló a las víctimas de espionaje por parte del gobierno mexicano.

La investigación llegó a cuatro principales hallazgos:

1 Un científico del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y dos directores de ONGs que trabajan sobre obesidad y consumo de refresco, fueron víctimas de espionaje por parte del gobierno mexicano.
2 Los espiados han apoyado activamente el IEPS como medida para reducir el consumo de bebidas azucaradas entre la población mexicana.
3 Las personas involucradas en el espionaje recibieron mensajes telefónicos con links que permitieron instalar el sistema de espionaje Pegasus, de la compañía israelí NSO Group.
4 La herramienta utilizada por el gobierno mexicano pudo ser usada para favorecer intereses comerciales, no para combatir el crimen organizado o el terrorismo.

Citizen Lab es un laboratorio interdisciplinario de la Munk School of Global Affairs de la Universidad de Toronto, Canadá. Según su reporte, las víctimas de espionaje fueron el Dr. Simón Barquera, un respetado científico que trabaja para el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP); Alejandro Calvillo, director de la A.C. El Poder del Consumidor; y Luis Encarnación, director de Coalición ContraPESO. Los tres recibieron links “maliciosos” vía SMS entre julio y agosto de 2016.

Una hipótesis de Citizen Lab (¿quién puede no creerla?) sugiere que este espionaje por parte del gobierno, responde a intereses comerciales en los que habría que agregar nombres involucrados. ¿Acaso algunas refresqueras y empresas productoras de bebidas azucaradas están involucradas?

Los mensajes fueron enviados cuando las tres personas espiadas realizaban labores de investigación o activismo en torno a la obesidad derivada del consumo de bebidas azucaradas. Citizen Lab colaboró con la ONG mexicana R3D (Red en Defensa de los Derechos Digitales) y SocialTic (Tecnología digital para el cambio social). Estas instituciones ayudaron a recolectar mensajes sospechosos de un rango diverso de posibles targets mexicanos.

El análisis de los mensajes reveló que llevaban a dominios que son parte de una investigación sobre la infraestructura de la empresa NSO Group. Entonces, ¿cómo saber que el gobierno mexicano estaba involucrado? Porque la compañía israelí sólo vende sus servicios a gobiernos. Y aunque, como señala Citizen Lab, no pueden demostrar que miembros del gobierno participaron en esta operación denominada “Bitter Sweet”, detalles como éste lo sugieren. De hecho, el gobierno de México firmó un contrato por 20 millones de dólares con NSO Group en 2012.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Una historia agridulce que dará mucho de qué hablar.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas