El Contribuyente
Síguenos
empty

Qué hacer cuando la familia no sirve para llevar la empresa… familiar

No puedes trabajar por siempre, tarde o temprano tendrás que retirarte y pasar el mando a otras manos. ¿A las de quién?

 



27 febrero, 2017

Has trabajado durante años, quizás décadas, para hacer avanzar tu compañía. Con ella has logrado emplear a numerosos miembros de tu familia, quienes gracias al trabajo que les diste han podido sacar adelante a sus propias familias. Después de todo este trabajo, has logrado posicionar la empresa, echarla a andar como una máquina bien ajustada. Pero no puedes trabajar por siempre, tarde o temprano tendrás que retirarte y pasar el mando a otras manos. Pero, ¿a cuáles?

 

Según la investigación Gobierno Corporativo para la Continuidad de la Empresa Familiar de 2016, un 65% de las empresas familiares no tienen identificado a un sucesor y 90% no tiene planeado el retiro del director general actual. Las empresas familiares de los países desarrollados suelen hacer el proceso de sucesión en entre tres y cinco años, en México llegan a tardar hasta 20 años.

 

Pueden ser muchas las razones que impidan que una empresa familiar funcione armónicamente, desde un divorcio difícil donde las partes no quieran verse ni en pintura, a pesar de que esto vaya en detrimento del negocio, hasta la falta de alguien lo suficientemente preparado para hacerse cargo de la compañía como debe de ser. Sea por el motivo que fuere, es indispensable que hagas un plan. A continuación te compartimos algunos puntos guía de los que te puedes servir para lograr una sucesión en armonía. 

1) Establece objetivos

Haz un recuento de la situación actual de la empresa y de sus objetivos. ¿Alguien de tu familia sería capaz de alcanzarlos? ¿Por qué? Si la respuesta es negativa, establece la posibilidad de buscar a alguien externo.

2) Establece un método para la toma de decisiones

Trabajar con tu familia puede ser emocionalmente agotador; ayudaría mucho si tuvieras por escrito una serie de lineamientos a seguir. De esta manera podrías ahorrarte algo del drama personal.

3) Identifica a los sucesores

Ya sea que hayas identificado a un familiar como tu sucesor o a alguien externo, comunícale a todos tu decisión y las razones por las que la tomaste. Establece por escrito no sólo quién será el encargado de dirigir la empresa, sino también quiénes serán los dueños.

4) Haz un plan de sucesión

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

¿Cómo va a ser la cesión? ¿Una compra, un regalo, una mezcla de ambas? Haz un cronograma donde se establezcan los tiempos en que se implementará el plan de sucesión.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas