El Contribuyente
Síguenos
empty

Empresa limpia juega limpio

Muchas compañías no necesitan un empleado de planta, pero hay opciones más honestas que apalabrarse con doña Mari.




13 octubre, 2016

La limpieza de tu negocio es una de esas cosas que pueden pasar desapercibidas, excepto cuando fallan. En México es común que los patrones contraten a sus trabajadores de limpieza en la informalidad, no sólo en lo doméstico sino también las empresas.

Esto significa que aunque sí existe una relación laboral, el empleado no está registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ni en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y muchas veces no tiene vacaciones o aguinaldo.

El argumento común es que por el tamaño de la empresa no requiere un empleado de planta, ni siquiera de medio tiempo. Pero contratar de mera palabra los servicios de limpieza no sólo es una mala práctica, también es mal negocio: los pagos a este empleado no son gastos comprobables ni deducibles de impuestos, no existe garantía de que se cumpla con el trabajo en tiempo y forma, ni de que tenga la capacitación necesaria para cumplir con el trabajo y evitar daños a tu espacio y tus activos. Además, la empresa absorbe la tarea de comprar los insumos de limpieza, lo cual muy probablemente sea un lastre en la productividad de otros empleados.

Contrata a otra empresa

En la vía del outsourcing hay compañías que ofrecen servicios a bajo costo. Tal precio suele ser debido a que no cumplen con el registro de sus trabajadores ante el SAT y el IMSS.

Aparentemente, el cliente se ahorra unos pesos, pero, al contratar a una compañía que no cumpla con las obligaciones de ley, el contratante es copartícipe de la irregularidad. Se desencadena así una serie de incumplimientos que pueden terminar en multas.

Por eso, antes de contratar un servicio externo es importante verificar que los prestadores estén certificados y tengan en regla a sus empleados, pedir recomendaciones y comparar alternativas.

Además de que el personal está capacitado, cuenta con los materiales y nunca faltará quién lo realice, las principales ventajas de este esquema son que se puede contratar el servicio por horas o jornadas. La empresa contratante no establece relación laboral con el empleado al haber un intermediario y que el gasto es deducible de impuestos.

 

Hazlo con una app

En México existen dos alternativas digitales: Aliada y Zolvers, ambas enfocadas principalmente al mercado doméstico, pero con capacidad para atender las necesidad de empresas pequeñas y medianas.

El servicio se solicita a través de una app o sitio web. Aquí también hay diferencias importantes a considerar.

NEWSLETTER

nuestro boletín semanal gratuito

Aunque Zolvers ofrece garantía en la calidad de sus servicios, no acepta tarjeta de crédito y no tiene a sus trabajadores registrados ante el SAT. Por lo tanto, sus servicios no son deducibles de impuestos. Aunque por ahora sólo opera en la Ciudad de México y sólo aceptan pagos con tarjeta de crédito, Aliada es una alternativa más útil para un negocio: sus empleados están registrados ante el SAT, por lo que pueden dar comprobante fiscal y ser un servicio deducible. Cuenta con una oferta de 400 empleadas (la mayoría son mujeres) y la garantía de que el cobro se hará hasta que el trabajo quede como al cliente le guste. De lo contrario puede solicitar la devolución de su pago. Además, todos los servicios están protegidos con un seguro de hasta 10 millones de pesos contra daños materiales en el espacio a limpiar.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas