El Contribuyente
Síguenos
empty

Impuesto a los refrescos no ha bajado consumo: ANPRAC

La industria refresquera afirma que el consumo de calorías por persona no ha tenido impacto por el tributo, sin embargo impulsores del impuesto sugieren que es debido a los esfuerzos de la industria por mantener el consumo con promociones.

 



26 mayo, 2016



El impuesto a los refrescos no ha servido para bajar el consumo de refrescos de manera significativa y solo ha tenido un fin recaudatorio, afirma la industria refresquera.

La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) explicó que las ventas de estas bebidas disminuyeron solamente un (-)1.9% en el primer año de aplicación y -0.2% en 2015.

Jorge Terrazas, director general de la ANPRAC, afirmó que el peso por litro en las bebidas azucaradas, sí aumentó su precio (15% en 2014 y 3.9% en 2015) y la recaudación de ellas, pero el consumo calórico per cápita bajo en menos de 10 calorías diarias.

“El impuesto se puso con la idea de tener un menor consumo, sin embargo, medido en kilocalorías, sólo disminuyó el consumo en 5.2 en 2014 y 1.7 a fines de 2015, podría resumirse que el IEPS ha tenido poco efecto en el consumo del refresco”, declaró.

La industria refresquera destaca que para lo único que sirvió el nuevo tributo que se creó con la reforma fiscal de 2013, fue para aumentar la recaudación.

“La recaudación que ha tenido la Secretaría de Hacienda y el gobierno federal por este impuesto, ha estado muy por encima de lo estimado en el presupuesto. En 2014 lo presupuestado era de 12 mil millones de pesos (mdp), y acabó siendo de más de 18 mil mdp y para 2015 que se esperaba un monto de 18 mil mdp, la recaudación alcanzó 21 mil mdp”, remarca Terrazas Ornelas.

Afirma que el consumo no bajo, debido a que el refresco es un producto fundamental en la dieta de los mexicanos, que prefieren dejar de comprar otras cosas para poder pagar las bebidas azucaradas.

Por su parte, Fiorella Espinosa de El Poder del Consumidor afirma que el impuesto si ha servido para lo que se planteó, lo que es evidente en el consumo per cápita y no en el consumo en bruto.

“Cuando tu evalúas una medida, no puedes utilizar datos en crudo, siempre tienes que ajustar por variables. Una variable muy básica que se aplica es sacar los datos per cápita, porque año con año la población aumenta y esa es una de las posibles explicaciones de que el consumo no baje, pero cuando se hace un ajuste per cápita, se encuentra una reducción de 8%”, explica la activista y experta en salud pública.

Otra de las explicaciones para que el consumo continúe en niveles similares a antes del impuesto,  es el hecho de que las refresqueras aplicaron descuentos, promociones y campañas de marketing en los últimos dos años.

“Son tres estrategias principales, la primera fue una reducción en los precios, esto ya sea en productos específicos o en promociones 2×1, otra fue la de armar paquetes que incluyeran regalos y también vimos que redujeron el tamaño de algunos productos, hoy hay presentaciones desde 200 mililitros”, explica Espinosa

Las refresqueras también aplicaron las campañas publicitarias “La rutina es para romperse” de Pepsi y “Comparte una Coca Cola” de su rival de mercado. Esta última ha tenido un éxito global ya que permitía incluso personalizar el envase de la bebida con el nombre de alguna persona.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas