El Contribuyente
Síguenos
empty

También con las facturas electrónicas burlan al fisco

El SAT detectó empresas que presuntamente realizaron operaciones inexistentes con un total de 34 mil contribuyentes, por un monto superior a 430 mil mdp; se ha creado un mercado negro muy sofisticado que permite simular transacciones y solicitar devoluciones, dicen expertos.



9 febrero, 2016



A pesar de la obligatoriedad del uso de las facturas electrónicas, persiste el fraude fiscal a través de la simulación de operaciones, de acuerdo con expertos y con datos del último reporte de auditorías del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

En dicho reporte, el SAT identificó a 780 empresas de las que sospecha que celebraron operaciones inexistentes y otras 320 de las que confirmó que lo hicieron.

Estas empresas realizaron operaciones con un total de 34,000 contribuyentes por un monto superior a 430,000 millones de pesos (mdp), según informó Aristóteles Núñez, jefe del SAT.

Para evitar este tipo de prácticas de facturación falsa y de simulación de operaciones comerciales, fue que se hizo obligatorio a partir de 2014, el uso de la factura electrónica, sin embargo no ha cumplido su cometido.

Acorde con lo expresado por expertos en la materia, se ha creado un mercado negro con sofisticadas formas de simular operaciones con el fin de evitar el pago de impuestos, o en algunos casos incluso solicitar devoluciones de saldos por operaciones inexistentes realizadas con versiones falsas del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).

"Es un tema de alarmarse, una evasión que la hacen las empresas de todos tamaños, y que el SAT no ha podido o no ha querido realmente combatir a fondo", declaró Juan Carlos Pérez Góngora, vicepresidente de la Concanaco.

El también miembro de la Mesa de Combate a la Ilegalidad (de la que forman parte la SHCP, PGR, SAT, Cofepris y la Secretaría de Economía) mostró su preocupación porque la facturación electrónica no ha frenado estas prácticas, sino que, dijo, pueden haber aumentado.

Aristóteles Núñez negó que la facturación electrónica sea la responsable del problema, "no vino la factura electrónica a crear algo que ya existía".

Argumentó que, por el contrario, el nuevo sistema permitió a la autoridad detectar estas irregularidades de forma más rápida.

Además de que ahora existen más posibilidades de detectar cuando un contribuyente incurre en falsificación de facturas, porque cuando se usaban las de papel, sólo se identificaban a estos causantes cuando se hacían auditorías

Algo que en realidad no era muy probable que ocurriera, porque antes de la facturación digital, se tenían registrados 15 millones de contribuyentes, pero el fisco sólo realizaba 15 mil auditorías al año.

"Hoy tienes más de 51 millones de contribuyentes y todos usan facturas electrónicas, lo que te permite, con los cruces de base de datos, identificar esas irregularidades con mayor oportunidad", explicó el titular del SAT.

El experto en temas fiscales, Gonzalo Ávila, señaló que existen esquemas de operación con los se elude el pago de impuestos mediante la sustitución laboral o por la disminución de la base gravable con la venta de CFDIs.

Añadió que las empresas que emiten facturas apócrifas tienen características comunes: manejo de efectivo en caja menor a 100 mil pesos, no reportan sueldos y salarios, tienen pérdidas por años consecutivos y realizan como máximo tres declaraciones.

A juicio de Bernardo Elizondo, abogado fiscalista, es tan grande el tráfico de CFDIs falsos que la autoridad no se da abasto en la fiscalización (con información de Reforma).





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas