El Contribuyente
Síguenos
empty

La visita del Papa costará 165 mdp

Los gastos incluyen publicidad en playeras de futbol y espectaculares, así como obras de remodelación y equipo de logística.



12 febrero, 2016



La visita del papa Francisco a México costará al menos 165 millones de pesos a los gobiernos estatales y municipales, según datos oficiales.

Estos gastos incluyen la remodelación y acondicionamiento de calles, construcción de escenarios, labores de logística, seguridad y resguardo, traslados y sueldo del personal que apoyará durante sus recorridos en la Ciudad de México, Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua.

En Chiapas –donde más de 76% de la población está en situación de pobreza, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)– el gobierno invirtió más de 100 millones de pesos para las actividades que se realizarán en el Centro Deportivo Municipal, la catedral de Tuxtla Gutiérrez y el Estadio “Víctor Manuel Reyna”.

Estos gastos no incluyen indumentaria, muebles ni los artilugios eclesiásticos del Papa, que serán donados por la gente que colabora con las iglesias, informó Claudia Corzos, titular de comunicación de la Diócesis de San Cristóbal.

En Michoacán se gastaron 40 millones de pesos para remodelar las calles y rehabilitar las instalaciones del estadio “Venustiano Carranza”.

Los muebles que usará el papa Francisco en ese estado para la misa que oficiará el martes 16 de febrero fueron donados.

Además, el ayuntamiento de Morelia gastó un millón 750,000 pesos en la promoción de la visita de Francisco a la capital michoacana, a través de publicidad rotulada en la playera del equipo Monarcas, que vistieron el pasado fin de semana en un partido frente a León.

El gobierno de Michoacán también gastó otros 300 millones de pesos en la instalación de espectaculares en esa entidad y en la Ciudad de México, de acuerdo con información de El Financiero.

En el Estado de México, donde el Papa visitará Ecatepec, el gobierno invertirá 9.9 millones de pesos, según el sitio http://papaenedomex.com/.

Estos gastos incluyen 1.7 millones de bolsas de agua, renta de vallas de seguridad, subsidio al transporte que prestará servicio gratuito a los usuarios, trabajos de pintura en paredes con mensajes alusivos al Papa, folletos y mantas con información acerca de los cierres viales y medidas de protección civil y compra de las casacas rojas para el personal de atención del gobierno estatal.

En Chihuahua, donde el Papa visitará Ciudad Juárez, se invirtieron más de 15 millones de pesos.

Con la campaña Corazón Generoso la diócesis fronteriza recaudó más de 2 millones de pesos.

El gobierno de la Ciudad de México no ha revelado cuánto gastará.

Otros gastos de la visita papal fueron solventados por la Iglesia con el apoyo de patrocinadores, además de la inversión que el gobierno federal hace por considerarse como una visita de jefe de Estado.

“Una parte corresponde al gobierno federal, otra le corresponde a los gobiernos de los estados, otras a los municipios, pero lo que es propio de las celebraciones litúrgicas y de los eventos que tienen que ver con el ámbito de la fe, nosotros nos estamos haciendo cargo con el apoyo de empresas y donativos de la gente”, dijo Eugenio Lira, coordinador de la visita del Papa en México.

Entre las empresas que patrocinan los eventos están Telmex, Aeroméxico, Chrysler y Banorte.

Lira explicó que los servicios y pantallas que se rentaron no son para el Papa, sino “para el servicio de la gente”. (Con información de Milenio y El Financiero)

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas