El Contribuyente
Síguenos
empty

La política fiscal sí es redistributiva: Hacienda

Defiende la dependencia su modelo tributario y explica que 87.3% de lo que recauda el fisco de ISR proviene del 20% de la población de mayores ingresos, en comparación con el 0.1% que aporta el 20% de menores ingresos.



11 febrero, 2016



Contrario a lo que dicen diversos especialistas y organizaciones, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) asegura que el sistema fiscal mexicano sí ayuda a mejorar la distribución de ingresos.

En el documento “Distribución del pago de impuestos y recepción del gasto público por deciles de hogares y personas”, la SHCP manifestó que si se considera el efecto global del pago de impuestos y del gasto público, “la política fiscal en su conjunto ha contribuido a mejorar la distribución del ingreso.

Según la dependencia 70.9% de la carga impositiva se concentra en los dos deciles de más altos ingresos. Mientras que lo que aportan los dos deciles más pobres representa el 2.5% de la recaudación fiscal.

El estudio dice que el impuesto más progresivo (pagan más quienes más ganan) es el Impuesto Sobre la Renta (ISR), mientras que el menos progresivo es el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) no petrolero.

Explica que 87.3% de lo que recauda el fisco mexicano por ISR, lo aporta el 20% de la población de mayores ingresos, en comparación con el 0.1% que aportan los dos deciles de menores ingresos del país.

En el IEPS no petrolero, también está concentrada la carga impositiva en las personas de mayores ingresos, pero a una tasa menor que el ISR. 

Los dos deciles más adinerados de la población aportan el 38.9% de lo recaudado, mientras que los dos deciles más pobres contribuyen con el 6.4%

En lo que respecta al Impuesto al Valor Agregado (IVA), 52.7% proviene del consumo hecho por los dos deciles de más ingresos, más de 10 veces lo que se recauda de los dos de menores ingresos que es de 4.7%

El gasto público también tuvo un efecto redistributivo de acuerdo con la dependencia federal, ya que modificó los porcentajes de ingresos de los deciles, disminuyendo la desigualdad entre estos.

El ingreso de los dos deciles más altos después de impuestos, pero antes de considerar el efecto del gasto público, es de 52.4% del total, mientras que el ingreso de los dos deciles más bajos, es de 5.2%.

Pero al considerar el efecto del gasto y de los impuestos, el ingreso total de los dos deciles más bajos sube a 6.9%, mientras que el ingreso de los dos deciles más altos baja a un 48.8% del total. 

“Estos resultados permiten inferir un papel redistributivo de la política fiscal, atribuible tanto a la progresividad del sistema impositivo, en donde contribuyen en mayor medida los hogares con mayores recursos, como a la política de gasto público”, concluye el estudio de Hacienda.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas