El Contribuyente
Síguenos
empty

El recorte abre la puerta a otra reforma fiscal

El gobierno federal sólo puede aplicar el ajuste en 30% del presupuesto, pues el resto es gasto  ineludible, por lo que tendrá que buscar fuentes alternas de financiamiento en 2017, afirma el CIEP. 



18 febrero, 2016



El recorte de 132.3 mil millones de pesos en el presupuesto que anunció la Secretaría de Hacienda abre la posibilidad de otra reforma fiscal para 2017, que apuntale los ingresos federales frente a la constante caída en los precios y la producción del petróleo, afirmó Suny Villa

“Vamos a tener que ajustarnos y seguirnos ajustarnos, y pensar en una revisión profunda del gasto”, dijo la investigadora. 

De los 132.3 mil millones de pesos que la Secretaría de Hacienda recortará en el gasto de este año, 32.3 mil millones corresponderán al gobierno federal, que dispone sólo de 30% del presupuesto para aplicar el ajuste, porque el resto son “gastos ineludible” como pago a deuda, pensiones, y provisiones de bienes y servicios como la seguridad, entre otros. 

“El recorte que le toca al gobierno federal no se pueden dar en esos rubros”, advirtió Villa.

Ayer el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció que de los 132.3 mil millones de pesos que recortarán en el presupuesto, 100 mil millones afectarán el gasto en Petróleos Mexicanos y el resto se aplicará al gasto corriente de la administración federal y de la Comisión Federal Electricidad.

Este recorte es adicional a los 126 mil millones de pesos que ya había aplicado Hacienda en el presupuesto de este año. 

Fracaso económico

En el Senado, el legislador Mario Delgado, de Morena, advirtió que el recorte implícitamente “reconoce el fracaso de la política económica de este gobierno”. 

El senador afirmó que las dos medidas anunciadas hoy son restrictivas: el aumento en la tasa de interés de 3.25% a 3.75% y la reducción del gasto pública. 

La primera, particularmente, encarecerá el crédito, afectará la inversión y, como consecuencia, habrá menos crecimiento y empleo, aseguró. “El país no crecerá ni siquiera 2%”, aseguró.

Delgado afirmó que el promedio anual de crecimiento durante el gobierno de Enrique Peña Nieto será de 2%, el más bajo en los último 30 años, aseguró.  

Afirmó que las razones de la difícil circunstancia económica que atraviesa el país se debe a la desconfianza que enfrenta el gobierno, la descoordinación entre el Banco de México y Hacienda, pues el primero trata de controlar la inflación y la segunda despilfarra. 

El gobierno federal tuvo excedentes y rebasó en 197 mil millones de pesos el gasto autorizado por la Cámara de Diputados, afirmó Delgado. 

“Estamos frente a una economía fuera de control, al borde del despeñadero económico y con un gobierno que mantiene un gasto insostenible”, dijo.

Ajuste para todos

Estados y municipios salvarán por el momento los efectos de este recorte en sus finanzas, porque la Ley de Coordinación Fiscal garantiza sus participaciones federales, explica la investigadora. Sin embargo, el CIEP advierte que a partir de 2017 las entidades –sobre todo aquellas de donde se extraen hidrocarburos– sí enfrentarán una posible disminución en sus participaciones por la caída petrolera. 

Como consecuencia de estos ajustes al gasto, que Hacienda explica por efecto de la “volatilidad internarcional”, Villa no descarta otra reforma fiscal para 2017.

La investigadora también advierte que Hacienda tendrá que continuar con una “profunda revisión” del gasto, de todos los programas presupuestales y los proyectos de inversión, como anunció Videgaray.

Estos se debe, explica, porque en la Cámara de Diputados, cuando aprueba el presupuesto, incluye muchos proyectos “que ni siquiera tienen los permisos para operar y se les dan recursos”. 

También considera que será necesario revisar las plazas de trabajo del gobierno federal, y no sólo de Pemex. Sin embargo, advierte que en el futuro los ajustes también tendrían que alcanzar a estados, organismo autónomos e instituciones como el IMSS y el ISSSTE. 

“El ajuste en el presupuesto de 2016 afectó principalmente al gobierno federal, que apenas concentra 30% del presupuesto total, y no a otras estructuras”, explica. 

Por eso, agrega, “hay buscar corresponsabilidad de todos”. 

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas