El Contribuyente
Síguenos
empty

Tarjetas de Oxxo, una vía para lavar dinero

Tarjetas Banamex-Saldazo permiten manejar recursos en bajo volumen sin mayor indagatoria sobre su origen y de manera desapercibida para inteligencia financiera; cada semana se contratan 40,000 de este tipo de plásticos.



19 enero, 2016



Las conversaciones filtradas entre Joaquín Guzmán Loera y la actriz Kate del Castillo revelaron una forma en que el crimen organizado usa al sistema financiero para mover sus ganancias.

En los mensajes difundidos a principios de la semana pasada, “El Chapo” y uno de sus colaboradores hablan sobre la compra de un celular para regalárselo a Kate del Castillo y mantener contacto por ese medio.

Para comprar el equipo, hablan de hacer un depósito a una tarjeta Banamex y checar el dinero en un Oxxo.

Se detalla la cuenta 5204 1646 9276 3094 a nombre de Javier Granados Flores y en otra parte de la conversación se pide a su contacto que verifique la cuenta del Oxxo.

Una de las opciones que se introdujo al mercado bancario después de la reforma financiera de 2013, fue la tarjeta Banamex-Saldazo, como parte de una alianza entre el banco y la cadena de tiendas.

Para abrir una cuenta de este tipo, solo es necesario acudir a cualquier Oxxo con 30 pesos, una credencial de elector y un teléfono celular, y la tarjeta permite hacer y recibir depósitos por hasta 15,000 pesos mensuales.

De acuerdo con especialistas, este tipo de cuentas se crearon con la finalidad de extender los servicios financieros a más sectores de la población, pero podrían haber abierto la puerta a operaciones de blanqueo de capitales.

Federico de Noriega, especialista en temas de lavado de dinero de la firma Hogan Lovells opinó hay riesgo de que se introduzcan recursos de procedencia ilícita al sistema financiero por medio de estas cuentas.

"El tema con esas tarjetas sin duda es que son un instrumento que puede utilizarse para lavar dinero. Hay un riesgo de micro operaciones que se conviertan en un volumen elevado que se utilicen para lavar dinero", dijo el experto.

De acuerdo con la ley, el banco emisor de las tarjetas debe dar avisos a la Secretaría de Hacienda cuando los depósitos sean mayores a 47,110 pesos. Además a partir de ese monto, se debe identificar al cliente.

Sin embargo, debido a que estas tarjetas no rebasan ese monto, sus operaciones estarían fuera del radar de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

De Noriega añadió que ese tipo de instrumentos, además de ser un área posiblemente vulnerable de la Ley antilavado, carecen de otros mecanismos de seguridad, como los estados de cuenta que lleguen a un domicilio específico del usuario.

Las cuentas “Saldazo” han tenido un gran éxito ya que según información de Femsa (propietaria de las tiendas Oxxo), se abren 40,000 nuevas cuentas cada semana y ya tienen más de 2 millones de clientes (con información de Reforma).





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas