El Contribuyente
Síguenos
empty

Más deuda o menos gasto, las vías para México

Las coberturas petroleras y la subasta de dólares no podrán llenar “el hueco” de la caída del precio del petróleo y la depreciación del peso, por lo que el gobierno tiene esas dos opciones, dice el economista Eduardo Loría.



26 enero, 2016



El gobierno mexicano tendrá que recortar su gasto o endeudarse, ya que ni las coberturas petroleras ni la subasta de dólares serán suficientes para enfrentar la caída de los precios del crudo y la depreciación del precio frente al dólar, afirmó Eduardo Loría, profesor de la Facultad de Economía, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Erróneamente se piensa que las coberturas petroleras van a proteger el ingreso fiscal de este año, vale decir que las coberturas solamente están sobre 212 millones de barriles, contra 2.2 millones de barriles diarios, en consecuencia una parte muy importante por exportación petrolera está desprotegida”, dijo durante la presentación del informe Situaciones y perspectivas de la Economía Mundial 2016.

Aunque en el documento, realizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), estima que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en México pase de 2.3% en 2015 a 2.7% en 2016, el economista afirma que el crecimiento podría verse afectado por el alza de las tasas de interés que tendrían un efecto en la demanda interna.

“La inflación podría llegar a 3.5 o 4% este año sin muchas complicaciones, puede ser totalmente factible, y el tipo de cambio todavía puede depreciarse aún más”, advirtió el también coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la UNAM.

Juan Carlos Rivas, oficial de asuntos económicos de la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL), mencionó que le preocupa que no se realicen los gastos en infraestructura planeados.  

“Ya en 2015 el gobierno de México redujo el presupuesto para ese año y también para el presupuesto de 2016. Hay un recorte y vamos a padecer de los efectos negativos de este recorte para este año, lo cual tendría efectos negativos en la perspectiva de crecimiento para 2016, incluso para 2017”, dijo.

La inversión pública producto, señaló, ha sido la más baja desde hace 65 años, y cuando hay recortes presupuestales es ahí donde “se echa mano”, lo cual tiene consecuencias sobre la inversión privada y, por lo tanto, en la acumulación de capitales y la productividad. 

Para enfrentar la situación, Loría afirmó que el gobierno sólo tiene tres opciones: recortar más el gasto público, endeudarse o una combinación de ambas.

Dijo que en un intento para detener la salida de capitales o atraer capitales y mantener las reservas, el Banco de México puede colocar deuda de mediano plazo o de largo plazo; sin embargo, no será suficiente.

“El Banco de México debe de seguir de cerca la inflación; su instrumento de colocación de subastas frente a las presiones del mercado cambiario ya no da mucho de sí”, señaló.

No obstante, Ramón Padilla, oficial de Asuntos Económicos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) confío en que la economía mexicana tenga solidez, ya que tiene buenos fundamentos macroeconómicos en términos de baja inflación, un manejo responsable de la deuda, en la cuestión fiscal y monetaria.

“La economía mexicana puede soportar esa turbulencia económica y financiera, tiene los elementos suficientes; el crecimiento de México estaría por arriba del crecimiento de otras economías en la región de América Latina y el Caribe”, aseguró Rivas, de la Cepal.

Situación compleja para AL 

Los bajos precios de las materias primas, un débil crecimiento del comercio, la desaceleración de China y la normalización de la política monetaria en los Estados Unidos, está afectando negativamente a América latina y el Caribe, dice la ONU en su informe.

Rivas explicó que las economías de esta región enfrentan retos, como subsanar sus finanzas, ya que en 2015 todos los países presentaron un déficit, a diferencia de 2014 cuando algunos países tenían superávit.

“Esto implica que hacia adelante va a haber menos margen de maniobra de presupuesto y sobre el impulso que desde el sector público se genera hacia el crecimiento de la economía en su conjunto”, explicó.

Por eso recomendó una nueva planeación de los presupuestos públicos; aumentar la eficacia y el uso de recursos para promover la inversión en infraestructura.

“Los países de la región tienen déficit públicos que rondan el 3% de su PIB, es decir, la diferencia entre ingresos y gastos todavía permite que los países puedan tener una política fiscal que promueva el crecimiento en las naciones”, afirmó Rivas.

Según el estudio de la ONU, para la región de América Latina va a haber un crecimiento de empleo muy magro y esto va a hacer que el empleo informal se fortalezca en la región.

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas