El Contribuyente
Síguenos
empty

Hacienda pierde millones por el contrabando de cigarros

7 enero, 2016

El gobierno deja de recaudar 1.7 millones de pesos por cada tonelada de tabaco ilegal, según cálculos del especialista Alejandro Hope; se estima que Los Zetas controlan el tráfico de cigarros ilegales en diversas entidades del país.


La Secretaría de Hacienda pierde 27 pesos por cada cajetilla ilegal de cigarros que se vende en México, al no recaudar los impuestos correspondientes, aseguró el especialista en temas de seguridad y drogas Alejandro Hope.

En una entrevista concedida a El Big Data, expuso que por cada cajetilla (15 gramos) de cigarro ilegal, el gobierno mexicano pierde 27 pesos, lo que significa que por cada kilo deja de percibir 1,700 pesos, por cada tonelada 1 millón 700,000, y por un contenedor de 20 toneladas de tabaco ilícito pierde 34 millones de pesos.

El 3 de noviembre de 2015, el jefe del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, reconoció que todo el tabaco de contrabando ingresa por tres “porosas” aduanas: Chetumal, Tampico y Veracruz.

En respuesta a la solicitud de acceso a la información 1215100261415, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que de 2012 a abril de 2015 decomisó 174 millones 106,062 cigarrillos en 14 entidades diferentes.

Éstas son: DF, Jalisco, Quintana Roo, Coahuila, Colima, Chihuahua, Chiapas, Durango, Estado de México, San Luis Potosí, Puebla, Sinaloa, Sonora y Guerrero.

Quintana Roo es donde, en los últimos cuatro años, se han asegurado más: un total de 80 millones 63,376 piezas. Le siguen Colima con el decomiso de 80 millones 6,787 y luego el DF con 3 millones 32,580.

El control de los Zetas en el contrabando del tabaco

Los camioneros de Philip Morris y British American Tobacco ––las dos empresas de cigarrillos legales más importantes del país–– saben que su labor representa un grave riesgo no sólo para la sociedad, sino para el crimen organizado.

Esto debido a que la organización criminal conocida como los Zetas se ha convertido en su principal competidor y, por ende, en las carreteras de Veracruz se exponen a ser detenidos y despojados de su carga.

De acuerdo con Alejandro Hope, este grupo delictivo controla la venta de tabaco “de ganga” en diversas entidades del país, incluyendo Veracruz.

El producto lo traen de contrabando de países como China, Paraguay y Ucrania; y por ello buscan apoderarse del mercado a través de robos y amenazas.

Los Zetas son una de las organizaciones más violentas del país, surgió en los años noventa –como un brazo armado del cártel del Golfo– y actualmente se dedica al tráfico de droga, extorsiones y secuestros.

Sin embargo, el combate al narcotráfico ha provocado que los Zetas busquen nuevas formas de obtener dinero, entre ellas han incursionado en la venta ilegal de cigarrillos.

El Big Data aclara que si bien el gobierno mexicano no reconoce formalmente a los Zetas como un grupo delictivo dedicado a la introducción de cigarrillos ilegales al país, eso no significa que no estén en el negocio.

La primera vez que se mencionó la participación de esta organización criminal en el contrabando de cajetillas fue casi por accidente.

A un empleado de British American Tobacco se le escapó divulgar –en una conferencia celebrada en Panamá, en 2012– parte de una investigación privada en la que se develó cómo los Zetas empezaron a involucrarse con tabacaleras paraguayas, chinas e indias, entre otras, las cuales llevan el producto (cajetillas) a la Zona Libre de Colón en Panamá para embarcarlo hacia México y otros países sudamericanos.

No existe un estudio de a cuánto ascienden las ganancias de los Zetas por contrabandear tabaco para su consumo en nuestro país y Sudamérica, pues el gobierno mexicano no considera a este grupo como una amenaza en la materia.

No obstante, para Alejandro Hope, en México el mercado ilegal de tabaco ya es más grande que el de marihuana. En Veracruz, la influencia de esta banda va en aumento.

Los Zetas no son el único grupo delictivo que comercia con dicho producto, y en consecuencia las autoridades prefieren subestimar su participación en ese negocio irregular.

Para darnos una dimensión de lo jugoso del negocio, una cajetilla de cigarros que ingresa de manera ilegal al país cuesta un promedio de 5 a 10 pesos; 70% menos que cualquier otra.

Razones de interés para la población

El Big Data enumera tres razones por las que el contrabando de cigarros le debe interesar a los ciudadanos y no sólo a las tabacaleras:

1.- La comercialización de estos productos deja ganancias a grupos delincuenciales mexicanos, lo que los hace más fuertes para corromper a autoridades y cometer otros ilícitos propios de su naturaleza.

2.- Son los menores de edad y los más pobres del país a los que más afecta en términos de salud.

3.- Son millonarias las pérdidas económicas que trae al fisco el número incalculable de cajetillas que ingresan sin pagar impuestos, y que no contribuyen a abatir los efectos del tabaquismo entre la población.

El Big Data es un equipo de reporteros que busca inhibir la corrupción, revelar los entretelones de la clase política y mostrar la realidad (consulta el reportaje completo en elbigdata.mx).

 



Recibe GRATIS novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral


¿Qué opinas?
Te puede interesar
Carlos Urzúa tuvo diferencias con AMLO, Ríos-Farjat, Alfonso Romo y Rocío Nahle

AMLO confirma las diferencias de Carlos Urzúa con Ríos-Farjat, Romo, Nahle y “conmigo”

mobike impuesto de la semovi

🚲 CDMX cobrará impuestos a bicis y monopatines de Grin, Mobike, Bird y Lime

Foto de Emilio Lozoya frente al símbolo de Pemex.

¿De qué acusa Hacienda a Emilio Lozoya, ex director de Pemex?

La notificación por correo es ilegal sin la firma del destinatario o su representante

La notificación por correo es ilegal sin la firma del destinatario