El Contribuyente
Síguenos
empty

Empresas requieren certidumbre para invertir: Concamin

En casos como el de “El Bronco” vs Kia Motors se deben respetar los acuerdos con gobiernos anteriores, para garantizar que México tiene palabra, consideró el presidente de los industriales Manuel Herrera Vega.



28 diciembre, 2015



Tanto las empresas que vienen a México como las que ya están asentadas aquí, deben tener certidumbre jurídica para que no se presenten casos como el que hay entre Kia Motors y el gobierno de Javier Rodríguez “El Bronco”, en Nuevo León, quien argumenta que se le dieron incentivos económicos y fiscales insostenibles y que es necesario renegociar el contrato.

Así lo aseguró el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega.

“Los acuerdos con gobiernos anteriores que tengan que ver con los inversionistas, lo ideal es que se respeten”, expresó.

Consideró necesario garantizar que México tiene palabra y certidumbre jurídica a fin de traer más inversiones.

El líder de los industriales expuso que la certidumbre jurídica es una responsabilidad de todos para que México se coloque como una entidad importante para invertir.

Herrera Vega dijo que el caso se tendría que analizar para entrar en un debate “porque no tenemos todos los elementos”.

Sin embargo, dijo que “ojalá que se puedan tomar los acuerdos tomados con anterioridad con empresas tan importantes, trasnacionales que van a invertir en México, porque eso va a ayudar aumentar la certidumbre, para que las empresas en el mundo sigan invirtiendo en México”.

Industria automotriz, la joya de la corona de México en 2015

La industria automotriz en México cerrará 2015 con cifras nunca antes vistas y en espera de anuncios de inversiones con el advenimiento de nuevas marcas, como Audi, BMW, Mercedes Benz e Infiniti, que fabricarán desde México para el mundo.

Al terminar este año, la industria automotriz -considerada el motor de la manufactura nacional- representará ya 3% del Producto Interno Bruto (PIB) y cerrará con una histórica balanza comercial superavitaria por alrededor de 50,000 millones de dólares y ventas internas por arriba de 1 millón 300,000 vehículos, y una producción de alrededor de 3 millones 400,000 vehículos.

El avance de la industria llevó a México a pasar del octavo al séptimo productor mundial de vehículos ligeros y tres de las cinco armadoras consideradas en el “Top Five” se ubican en territorio mexicano, como las plantas 1 y 2 de Nissan Mexicana en Aguascalientes y la alemana Volkswagen en Puebla.

Con el advenimiento de nuevas inversiones anunciadas desde el año pasado en México, el país se posicionó como una nación relevante en la manufactura, no sólo de unidades ligeras, sino que a partir de 2017 competirá en la fabricación de vehículos de lujo.

En marzo de este año, la empresa Volkswagen anunció una ampliación de su planta en Puebla, con una inversión de 1,000 millones de dólares, a fin de modernizar las instalaciones y herramentales para la producción de autopartes de la nueva versión de la camioneta Tiguan, una SUV que será lanzada a los mercados en 2017.

A pesar de la problemática mundial que este año envolvió a la empresa automotriz alemana por haber falseado el sistema de software de sus vehículos a diesel, que particularmente se comercializan en Estados Unidos, tanto el gobierno mexicano como la armadora en el estado de Puebla afirmaron que los planes de inversión continúan.

Por su parte, la estadunidense Ford anunció este año una inversión de 2,500 millones de dólares para el incremento de su capacidad productiva en transmisiones y motores en México.

Estas inversiones se destinarán a la construcción de una nueva planta de transmisiones en Guanajuato, con una capacidad de producción de hasta 800,000 unidades anuales; aunado a la expansión de su planta en Chihuahua y la construcción de una nueva planta de motores en ese mismo estado, para contar con una capacidad productiva de hasta 1 millón de motores al año.

La japonesa Toyota anunció en abril una inversión de 1,000 millones de dólares para una nueva planta en Guanajuato que se dedicará a la producción del modelo Corolla, con la capacidad de fabricar 200,000 unidades al año y permitirá la creación de 2,000 nuevos empleos.

La primera armadora coreana que llega a México, Kia, anunció en noviembre la conclusión de las obras de construcción de su planta en Pesquería, Nuevo León, cuyas pruebas de fabricación ya iniciaron y tiene contemplando arrancar la producción formal en 2016.

Pese a la problemática con el nuevo gobierno de Javier Rodríguez en la entidad, la armadora continúa con sus planes de producción para fabricar 300,000 vehículos anuales en la planta en México.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís Sánchez, enfatiza que México tiene muchos atractivos para que las empresas lo consideren destino de inversión.

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas