El Contribuyente
Síguenos
empty

A partir de 2016 el SAT combatirá los paraísos fiscales para mexicanos

A partir de su adhesión a la llamada ley FATCA, de Estados Unidos, y de los acuerdos multilaterales de la OCDE y el G20, México intercambiará información fiscal con distintas naciones para combatir la evasión y la elusión.

 



21 diciembre, 2015



A partir del próximo año, los mexicanos no podrán usar a los paraísos fiscales para evadir impuestos, según la Administración General de Grandes Contribuyentes, del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Las Islas Caimán, Suiza, Andorra y Mónaco son los destinos favoritos para el envío de grandes fortunas de quienes buscan los privilegios del secreto bancario y de la nula o muy baja tasa impositiva a los ingresos.

Pero a partir de 2016, los bancos en México tendrán la obligación de informar al SAT sobre las cuentas que identifiquen a nombre de extranjeros, y a su vez el gobierno mexicano intercambiará esta información con las administraciones fiscales de otros países, que entregarán datos sobre las cuentas de mexicanos en el extranjero.

Alfredo Revilak, administrador de fiscalización internacional, explicó que este procedimiento forma parte de las acciones del Marco Estándar Común (CRS, por sus siglas en inglés), que impusaron tanto el G20 como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

México forma parte del CRS y por eso, a partir de 2017, intercambiará la información de 2016 con los países con los que tenga acuerdo. Más de 100 naciones se integraron al Marco Común, pero estas decidirán con cuáles intercambian la información, a partir de sus intereses, explicó Revilak.

Los datos a intercambiar serán, entre otros, el nombre, la dirección de residencia y el número de identificación fiscal. Todo con el fin de disuadir a los contribuyentes de practicar la evasión fiscal.

“La intención es que cada vez sea más complicado llevar a cabo prácticas de evasión o elusión fiscal, porque todos los países se van a ir integrando”, dijo Gabriela López, de la Administración Central de Fiscalización.

El trabajo de juntar e intercambiar datos de los contribuyentes ya comenzó en el SAT, en el marco de la llamada Ley FATCA, de Estados Unidos.

De esta manera, tanto el SAT como el IRS estadunidense –la autoridad fiscal en aquel país–, compararán la información recibida con la que reporten los contribuyentes para detectar discrepancias.

Alfredo Cruz, administrador central de Normatividad Internacional, afirmó que esta información se encuentra segura porque se diseñaron mecanismos de encriptación de datos para protegerla. (Con información de El Financiero).





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

¿Qué hago si un funcionario del SAT incurre en una mala práctica?

Por alza en impuestos, casinos de Nuevo León recaudan menos

Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas