El Contribuyente
Síguenos
empty

El SAT también gana con el Buen Fin

Con el aumento de las ventas también aumenta la recaudación de impuestos; piden a Profeco estar pendiente de anomalías y abusos.



12 noviembre, 2015



Ambas cámaras del Congreso de la Unión deben estar pendientes de que el llamado Buen Fin se lleve a cabo de manera efectiva y “con ofertas reales”, expuso el diputado Jorge Dávila Flores.

“El Buen Fin es un programa que llegó para quedarse, es muy noble, de ganar ganar, en el que ganan las familias mexicanas, porque tienen acceso a bienes y servicios más económicos, y ganan los todas las ramas de la vida empresarial y comercial”, comentó.

Además, agregó, el sector público también gana en sus tres órdenes de gobierno, porque al aumentar las ventas incrementa la recaudación de impuestos.

Ese es el objetivo: "tener un programa ganar ganar", indicó el presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados.

Respecto al aumento de precios durante el Buen Fin, dijo que por eso se pide la intervención de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), para que supervise y garantice el cumplimiento de las ofertas.

Sin embargo, afirmó que las quejas son mínimas si se toma en cuenta el número de operaciones que se realizan durante los cuatro días del Buen Fin.

Además, señaló que la Profeco tendrá que emitir un informe final sobre el desarrollo de la quinta edición del programa de ofertas, que se realizará del viernes 13 al lunes 16 de noviembre, en todo el territorio nacional.

Dávila Flores recordó que propuso la creación del programa de ofertas en 2011, cuando era presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicio y Turismo (Concanaco-Servytur).

“Pusimos manos a la obra y echamos a andar el programa, con resultados que a todas luces fueron positivos para nuestra economía. Desde la edición de 2011, año con año, se han venido superando los resultados obtenidos y estoy seguro que esta edición 2015 no será la excepción”, aseguró el legislador.

Expuso además que en la edición de 2013 plantearon, al presidente Enrique Peña Nieto y al secretario de Hacienda Luis Videgaray, la realización del sorteo de El Buen Fin, que consiste en premiar los consumidores que durante el programa adquieran productos de en los establecimientos formales, con la retribución de sus compras hasta un límite de 10,000 pesos por persona.

En 2013 el estímulo otorgado por el gobierno fue de 250 millones de pesos, y en la edición de 2014 fue de 500 millones de pesos, por lo que para 2015 se espera que el estímulo sea superior.

El diputado priista dijo que actualmente estudia la posibilidad de una iniciativa que permita legislar tanto la fecha como los mecanismos, para que El Buen Fin llegue a buen puerto año con año, independientemente de signos políticos y ritmos sexenales”, adelantó.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina