El Contribuyente
Síguenos
empty

SAT anuncia auditorías electrónicas para 2016


16 octubre, 2015



Será un procedimiento menos invasivo para el contribuyente y más barato para el órgano de recaudación, que el próximo año tendrá un recorte de 20% en su presupuesto, informó Aristóteles Núñez.


Tras una semana de retraso, este jueves Aristóteles Nuñez, jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT) se reunió con integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para responder dudas sobre el paquete económico 2016. 

En San Lázaro, Núñez anunció que a partir del próximo año el SAT aplicará auditorías electrónicas a los contribuyentes que incumplan con sus obligaciones fiscales. 

“Será un procedimiento muy semejante al que existe en una auditoría tradicional, pero ahora por medios tecnológicos que hagan menos invasivo y mucho más barato el procedimiento de la auditoría para el contribuyente, siempre respetando sus garantías y sus derechos”, explicó el funcionario.

Mediante las auditorías, el SAT verifica la contabilidad de una persona física o moral para comprobar si realmente declaró todos sus ingresos y no evade el pago de impuestos. 

Núñez dijo que esperan aplicar 12,000 auditorías electrónicas en 2016, enfocadas en aquellos contribuyentes que ya utilizan la contabilidad electrónica.

Cuestionado por los diputados sobre el impacto “negativo” del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), el jefe del SAT aseguró que éste ha servido para formalizar a casi un millón de contribuyentes, durante los casi dos años de su aplicación. 

Aseguró además que de las 5 millones de unidades económicas que había en la informalidad, ya tienen inscritas a 4.4 millones en el RIF. “Todavía nos faltan 600 mil a las que no hemos logrado ofrecerles el acceso a los derechos”, dijo. 

Aclaró, sin embargo, que la informalidad no puede eliminarse en un periodo de dos años. 

“Es un tema que lleva generaciones, por lo que es necesaria una estrategia de mediano o largo plazo para convencer y persuadir que salgan de la informalidad y tengan acceso a sus derechos fundamentales”, dijo. 

Devoluciones, en menos de 72 horas

Aristóteles Nuñez también anunció que el SAT trabaja en un proyecto para que los contribuyentes reciban sus devoluciones incluso antes de pedirlas. 

“Podríamos realizar la devolución en menos de 72 horas”, aseguró el funcionario. 

Explicó que se trata de un modelo de riesgo que funcionaría con la información de la facturación electrónica y la información electrónica que los contribuyentes proporcionan al SAT. Con esos datos, el organismo estimaría el valor de las actividades y su factor de acreditamiento, y así determinaría cuál sería su saldo a favor.  

Esta prueba piloto iniciaría el próximo año, y estaría enfocada a personas morales y personas físicas con actividad empresarial, principalmente. 

Núñez aseguró que con la industria manufacturera de exportación ya aplican este el esquema, lo que ha permitido devolver a las empresas su saldo a favor, el siguiente día de su solicitud. 

El funcionario también informó a la Comisión de Hacienda que el SAT tendrá un recorte de 20% en su presupuesto. 

“Al año tenemos un presupuesto de 30,000 millones de pesos, y 90% se destina a la nómina de la dependencia, por lo que estamos viendo cómo evitar afectar a la planta de auditores, auxiliares de comercio exterior, notificadores y ejecutores, y al mismo tiempo tener economías”, aseguró. 

De acuerdo con Nuñez, en el SAT hay aproximadamente 6,000 auditores que realizan en promedio 7 auditorías por año, es decir, logran cerca de 40 mil actos de auditorías. 

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina