El Contribuyente
Síguenos
empty

La OCDE propone un nuevo plan contra la evasión fiscal

Acuerdan diversos países una estrategia para cambiar la legislación internacional y evitar que las grandes corporaciones continúen evadiendo el pago de tributos.



6 octubre, 2015



El escándalo de los acuerdos fiscales de Luxemburgo reveló los contratos secretos que mantenía el gobierno de este país con grandes empresas como Amazon, Ikea, Apple o Credit Agricole, entre otras, para evadir impuestos.

Por ello, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económica (OCDE), presentó al G20 un nuevo plan de acción para luchar contra el fraude y la evasión fiscal.

Se trata del paquete definitivo de medidas para llevar a cabo una reforma "integral, coherente y coordinada" de la normativa tributaria internacional para frenar la elusión fiscal por parte de empresas multinacionales.

El documento dota a los distintos Estados de soluciones para limitar los "vacíos normativos" existentes a nivel internacional que permiten que los beneficios de las empresas "desaparezcan" o sean trasladados artificialmente hacia jurisdicciones de baja o nula tributación, en las que se desarrolla una escasa o inexistente actividad económica.

Las estimaciones más prudentes indican que estas prácticas se traducen en pérdidas globales de millones de dólares cada año.

En este sentido, la OCDE deduce en que en el caso de los países en vías de desarrollo el impacto potencial es particularmente mayor, dado que su dependencia en la recaudación por este impuesto es generalmente más alta.

"La erosión de la base imponible y el traslado de beneficios no sólo afecta a todos los países en el ámbito económico, sino que se convierte además en un asunto de confianza", afirmó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

En esta línea, denuncia que estas prácticas están privando a los países de "preciados recursos para hacer despegar el crecimiento, abordar los efectos de la crisis económica global y crear más y mejores oportunidades para todos". "Pero por encima de esto, BEPS ha erosionado la confianza de los ciudadanos en la imparcialidad del sistema tributario mundial", agregó.

Por ello, defendió que las medidas presentadas este lunes representan los cambios "más fundamentales" en las normas fiscales en casi un siglo, ya que pondrán fin a la doble no imposición y facilitarán una mejor alineación de la fiscalidad con la actividad económica y la creación de valor.

"Cuando estas medidas sean implementadas en su totalidad, las estrategias de planificación tributaria inspiradas en BEPS resultarán ineficientes, afirmó.

Pascal Saint Amans, también de la OCDE, refiere: “La crisis financiera ha sido una especie de señal de alarma para decir que ya era hora teminar con los llamados paraísos fiscales y de acabar con la evasión fiscal. Pero la evasión fiscal es legal.

En cuanto a la tributación de las multinacionales, tenemos un nuevo plan acordado por 44 países, los miembros del G20, los de la OCDE y una serie de países en desarrollo que han unido sus fuerzas para cambiar la legislación” (con información de Euronews y Expansión).






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0