El Contribuyente
Síguenos
empty

Van por más IEPS para bebidas azucaradas en 2016

Organizaciones civiles piden a legisladores crear un fideicomiso con los recursos recaudados y un comité técnico-científico-académico para asesorar el gasto en prevención de enfermedades asociadas al consumo de bebidas azucaradas.



25 septiembre, 2015



Organizaciones civiles demandaron al Congreso de la Unión que durante la discusión del paquete económico 2016  se incremente el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) a las bebidas azucaradas de 1 a 2 pesos por litro para disminuir el consumo y recaudar más dinero para prevenir enfermedades relacionadas con la ingesta de estos productos.

Luis Manuel Encarnación, coordinador de la organización ContraPESO, recordó que durante 2014 se recaudaron 19, 000 millones de pesos por el IEPS aplicado a bebidas carbonatadas, pero Hacienda sólo destinó 1,350 millones  de pesos para bebederos en las escuelas. 

El resto de los recursos fue destinado a otros programas no especificados, que sumados cubrieron la cantidad recaudada, informó Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

“Secretaría de Hacienda nunca ha querido etiquetar un recurso que viene de un impuesto en específico, porque argumentan que no van a tener la facilidad de destinar los recursos a los sectores que más lo requieren”, explicó.

Por eso el martes se presentó una iniciativa ante el Congreso con la que se busca crear un fondo específico con la totalidad de los recursos recaudados por este impuesto para la prevención, control  y tratamiento del sobrepeso, la obesidad, y las enfermedades crónicas no trasmisibles relacionadas, informó Encarnación.

Este fondo, “debe ser creado con base en un fideicomiso, que permitiría tener líneas de operación muy claras de evaluación de impacto, completa transparencia y seguimiento en el uso de los recursos, cómo se utilizan, y el impacto que tiene su uso”.

Además tiene que estar avalado por un comité técnico -científico- académico basado en el modelo aplicado en Berkeley, una de las primeras ciudades en poner un impuesto a estas bebidas.

En esa ciudad se creó un comité en donde concejales y especialistas en salud pública hacen recomendaciones de cómo utilizar esos recursos recaudados en programas sociales y prevención, mencionó el también director de la Fundación Mídete.

“Eso es lo que necesitamos en México, un comité técnico-científico genere esas recomendaciones a la Secretaría de Salud, a la Secretaría de Educación Pública y a la Secretaría de Hacienda”, dijo.

Las organizaciones también enviaron a los legisladores la información de los daños ocasionados por el consumo de bebidas azucaradas, así como los resultados de la aplicación del IEPS en 2014 cuando el consumo bajó 6% en promedio, según un estudio realizado por el Centro de Población de Carolina del Norte y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Encarnación destacó que así como las organizaciones están tratando de convencer a los legisladores de aplicar el impuesto, la industria de bebidas saborizadas también está interviniendo para que el gravamen sea eliminado, bajo el argumento de que no está funcionando.

Por eso invitaron al gobierno federal y a los legisladores a que “demuestren su compromiso por la salud, que no se dejen influenciar por la industria y por la evidencia comprada que no está basada con seguimiento científico”.






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0