Presupuesto 2016 en cifras

Con una expectativa de crecimiento de entre 2.6 y 3.6%, Videgaray presentó las propuestas del gobierno federal para tener un gobierno “menos costoso y más eficiente”.


El proyecto de presupuesto 2016 propone un recorte de 221 mil millones de pesos en el gasto programable del gobierno federal, que equivale a 1.15% del PIB, inferior al mismo rubro de 2014. 

Esta cifra, sin embargo, suma el ajuste de 124 mil millones de pesos que anunció la Secretaría de Hacienda en enero de este año, y deja sólo 97 mil millones de pesos pendientes para el recorte en 2016. 

Estas son las cifras del ajuste que anunció el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, al entregar el paquete económico 2016 en la Cámara de Diputados y anunciar un presupuesto de 4.7 billones de pesos para el próximo año, en comparación con los 4.6 billones de 2015.

“Este es un Proyecto de Presupuesto de Egresos donde se refleja puntualmente la instrucción del presidente de hacer un gobierno menos costoso y más eficiente, donde se reduce el gasto en los servicios personales y el gasto operativo del gobierno”, aseguró el secretario.

Crecimiento esperado

Hacienda prevé que la economía crezca entre 2.6 y 3.6%, y plantea un recorte del déficit fiscal y del gasto público, ante la expectativa de menores ingresos debido a un declive de la renta petrolera.

El funcionario explicó que se espera que los ingresos petroleros bajen 370 mil millones de pesos para 2016, por lo que la proyección para este rubro es de 862 mil millones de pesos en este año, lo que significa una caída de 30% con respecto a lo proyectado en 2015. 

Informó que para el próximo año se esperan ingresos no petroleros de 3.27 billones de pesos, lo que representa un incremento de 361 mil millones de pesos, en comparación con lo presupuestado para 2015.

El paquete económico, que incluye las iniciativas de Ley de Ingresos, de la Ley de Egresos y los Criterios Generales de Política Económica 2016, propone un conjunto de medidas para promover el ahorro y la inversión. 

Entre estos incentivos fiscales, Videgaray destacó la deducción acelerada de inversiones para pequeñas y medianas empresas, y en los sectores de infraestructura y energía. 

El gobierno federal también propone estímulos para empresas que reinviertan sus utilidades, y que al mantenerlas en la empresa y no retirarlas como dividendos, “después de un plazo de algunos años puedan disminuir la carga del impuesto a los dividendos”, explicó Videgaray. 

Para el fomento al ahorro, Hacienda propone sacar del límite global de deducciones personales, las aportaciones a instrumentos de inversión y ahorro de largo plazo para las personas físicas. 

“De esta manera, el ahorro de largo plazo no disminuirá el techo de deducciones personales”, dijo el funcionario. 

Videgaray anunció además una propuesta de reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para que los remanentes del Banco de México, que actualmente transfiere a la dependencia, pero sin un uso definido, puedan utilizarse para reducir la deuda pública. 

“Estos remantes no están presupuestados, por lo tanto, al existir estos al cierre de 2015, el próximo año irán exclusivamente a la reducción del déficit público”, dijo. 

Videgaray explicó que este año recibieron 31,500 millones de pesos de remanente que no se aplicaron en 2015 y serán parte de los ingresos considerados para 2016, “específicamente para fortalecer el rubro de inversión pública”.

Anunció además que hoy miércoles el presidente Enrique Peña Nieto propondrá al Senado la ratificación de Agustín Carstens como gobernador del Banco de México.  

El secretario también anunció una disminución del déficit público para 2016: de 1% del PIB a 0.5% del PIB, y de los requerimiento financieros del sector público: de 4.1% a 3.5% del PIB.

La reforma fiscal ha funcionado

Videgaray destacó que la reforma fiscal está funcionado y protegiendo al país frente a la caída del precio del petróleo. “Ha permitido preservar la estabilidad económica y financiera del país”, dijo.

Destacó que los ingresos tributarios alcanzaron este año un máximo histórico de más de 13% del PIB, lo que redujo la dependencia de las finanzas públicas respecto de los ingresos petroleros: “de 39% en 2012 a 18% ahora”, dijo.

Por eso, afirmó que la reforma fiscal es “pilar fundamental” del paquete económico, que se basa en el compromiso de Peña Nieto con la estabilidad y cumple con el compromiso de que no habrá nuevos impuestos ni alza en los ya existentes. 

“No habrá IVA a medicina y alimentos”, afirmó Videgaray. 

El titular de Hacienda afirmó que el ajuste se aplicó con base en la metodología “que nos aparta de la lógica inercial del presupuesto para revisar todos los programas a partir de sus propios méritos” y con base en la evaluación del Coneval. 

Los programas con prioridad en el presupuesto son aquellos que tienen “alta prioridad para el combate a la pobreza, la seguridad pública y la seguridad nacional, así como aquellos con efecto multiplicador en el crecimiento económico. 

También están garantizados aquellos que tienen que ver con ciencia y tecnología, educación superior y cultura. 

El paquete incluye, dijo, recursos para los programas de inglés y convivencia en las escuelas, de la SEP, para el programa de Pequeños Productores Agropecuarios y para la creación de la Secretaría de Cultura.

Deja un comentario








Presupuesto 2016 en cifras

Con una expectativa de crecimiento de entre 2.6 y 3.6%, Videgaray presentó las propuestas del gobierno federal para tener un gobierno “menos costoso y más eficiente”.


El proyecto de presupuesto 2016 propone un recorte de 221 mil millones de pesos en el gasto programable del gobierno federal, que equivale a 1.15% del PIB, inferior al mismo rubro de 2014. 

Esta cifra, sin embargo, suma el ajuste de 124 mil millones de pesos que anunció la Secretaría de Hacienda en enero de este año, y deja sólo 97 mil millones de pesos pendientes para el recorte en 2016. 

Estas son las cifras del ajuste que anunció el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, al entregar el paquete económico 2016 en la Cámara de Diputados y anunciar un presupuesto de 4.7 billones de pesos para el próximo año, en comparación con los 4.6 billones de 2015.

“Este es un Proyecto de Presupuesto de Egresos donde se refleja puntualmente la instrucción del presidente de hacer un gobierno menos costoso y más eficiente, donde se reduce el gasto en los servicios personales y el gasto operativo del gobierno”, aseguró el secretario.

Crecimiento esperado

Hacienda prevé que la economía crezca entre 2.6 y 3.6%, y plantea un recorte del déficit fiscal y del gasto público, ante la expectativa de menores ingresos debido a un declive de la renta petrolera.

El funcionario explicó que se espera que los ingresos petroleros bajen 370 mil millones de pesos para 2016, por lo que la proyección para este rubro es de 862 mil millones de pesos en este año, lo que significa una caída de 30% con respecto a lo proyectado en 2015. 

Informó que para el próximo año se esperan ingresos no petroleros de 3.27 billones de pesos, lo que representa un incremento de 361 mil millones de pesos, en comparación con lo presupuestado para 2015.

El paquete económico, que incluye las iniciativas de Ley de Ingresos, de la Ley de Egresos y los Criterios Generales de Política Económica 2016, propone un conjunto de medidas para promover el ahorro y la inversión. 

Entre estos incentivos fiscales, Videgaray destacó la deducción acelerada de inversiones para pequeñas y medianas empresas, y en los sectores de infraestructura y energía. 

El gobierno federal también propone estímulos para empresas que reinviertan sus utilidades, y que al mantenerlas en la empresa y no retirarlas como dividendos, “después de un plazo de algunos años puedan disminuir la carga del impuesto a los dividendos”, explicó Videgaray. 

Para el fomento al ahorro, Hacienda propone sacar del límite global de deducciones personales, las aportaciones a instrumentos de inversión y ahorro de largo plazo para las personas físicas. 

“De esta manera, el ahorro de largo plazo no disminuirá el techo de deducciones personales”, dijo el funcionario. 

Videgaray anunció además una propuesta de reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para que los remanentes del Banco de México, que actualmente transfiere a la dependencia, pero sin un uso definido, puedan utilizarse para reducir la deuda pública. 

“Estos remantes no están presupuestados, por lo tanto, al existir estos al cierre de 2015, el próximo año irán exclusivamente a la reducción del déficit público”, dijo. 

Videgaray explicó que este año recibieron 31,500 millones de pesos de remanente que no se aplicaron en 2015 y serán parte de los ingresos considerados para 2016, “específicamente para fortalecer el rubro de inversión pública”.

Anunció además que hoy miércoles el presidente Enrique Peña Nieto propondrá al Senado la ratificación de Agustín Carstens como gobernador del Banco de México.  

El secretario también anunció una disminución del déficit público para 2016: de 1% del PIB a 0.5% del PIB, y de los requerimiento financieros del sector público: de 4.1% a 3.5% del PIB.

La reforma fiscal ha funcionado

Videgaray destacó que la reforma fiscal está funcionado y protegiendo al país frente a la caída del precio del petróleo. “Ha permitido preservar la estabilidad económica y financiera del país”, dijo.

Destacó que los ingresos tributarios alcanzaron este año un máximo histórico de más de 13% del PIB, lo que redujo la dependencia de las finanzas públicas respecto de los ingresos petroleros: “de 39% en 2012 a 18% ahora”, dijo.

Por eso, afirmó que la reforma fiscal es “pilar fundamental” del paquete económico, que se basa en el compromiso de Peña Nieto con la estabilidad y cumple con el compromiso de que no habrá nuevos impuestos ni alza en los ya existentes. 

“No habrá IVA a medicina y alimentos”, afirmó Videgaray. 

El titular de Hacienda afirmó que el ajuste se aplicó con base en la metodología “que nos aparta de la lógica inercial del presupuesto para revisar todos los programas a partir de sus propios méritos” y con base en la evaluación del Coneval. 

Los programas con prioridad en el presupuesto son aquellos que tienen “alta prioridad para el combate a la pobreza, la seguridad pública y la seguridad nacional, así como aquellos con efecto multiplicador en el crecimiento económico. 

También están garantizados aquellos que tienen que ver con ciencia y tecnología, educación superior y cultura. 

El paquete incluye, dijo, recursos para los programas de inglés y convivencia en las escuelas, de la SEP, para el programa de Pequeños Productores Agropecuarios y para la creación de la Secretaría de Cultura.

Deja un comentario