El Contribuyente
Síguenos
empty

Los 4 logros de la reforma fiscal, en duda

El Informe de Gobierno destacó las metas alcanzadas en política haciendaria, pero los especialistas advierten sobre sus claroscuros y aun aseguran que la promesa de mantener los impuestos podría no cumplirse. 



4 septiembre, 2015



En su tercer informe de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto destacó cuatro logros de la reforma fiscal. Pero estos no convencen, coinciden especialistas.

1. Aumento de 186 mil millones de pesos en la recaudación tributaria.

Alfredo Elizondo, coordinador del Colectivo por un Presupuesto Sostenible, explica que aunque estos ingresos compensan la baja en el precio del petróleo, la recaudación tiene rasgos regresivos, “en el sentido de que sigue teniendo efectos poco distributivos y una carga considerable para los sectores más bajos”. 

Maximiliano García, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, advierte que el gobierno no ha logrado una buena recaudación en los ámbitos locales. 

“Se calcula que los municipios absorben alrededor de 40% del presupuesto federal, pero sólo contribuyen con 10% de los ingresos. Ahí hay una distinción bastante fuerte y marcada entre lo que el gobierno central recauda y lo que hacen los municipios”. 

Eliseo Díaz, investigador del Departamento de Estudios Económicos del Colegio de la Frontera Norte, afirma que los estados mantienen un déficit importante en cuanto a la recaudación, por lo que el gobierno ha tenido que contratar financiamiento externo, “que ha generado un problema con la deuda pública”. 

2. Despetrolización de las finanzas públicas.

La baja en la dependencia de los ingresos petroleros se debe a circunstancias de la economía actual, como la caída en el precio del hidrocarburo y la volatilidad de la economía internacional, más que a una política planificada para despetrolizar los ingresos y las finanzas públicas, explica Alfredo Elizondo, del Colectivo por un Presupuesto Sostenible. 

Afirma que la planeación de la política fiscal todavía depende de los ingresos petroleros, pues la reforma energética contempla recursos importantes para el Estado, vía el petróleo. Por ello, afirma, el gobierno aún tiene que pendiente este punto.  

3. Crecimiento de la base tributaria 

Alejandro Villagómez, director de la división de Economía del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), dice que este Informe de Gobierno destacó por sus cifras, y un ejemplo fue el tema de la ampliación tributaria que, según datos del gobierno, creció 29.2% en tres años. 

Maximiliano García, de la UNAM, asegura que ese dato es aislado y engañoso. “Si se hace una lectura uniforme, nos daremos cuenta de que el presidente informó sobre variables económicas que, si se cruzan con datos como el empleo, en realidad van en otro sentido”. 

 El académico asegura que el SAT puede registrar como nuevos contribuyentes a trabajadores con empleos de baja calidad. 

“Se trata de empleos temporales, con ingresos de dos salarios mínimos, porque hay ciertos montos de ingresos que están exentos de impuestos, por lo que en realidad sí hay un incremento de contribuyentes, pero probablemente también se den bajas importantes”. 

Para Elizondo, el aumento de contribuyentes no ha impactado como debería, sobre todo en el tema de la formalidad. “Por lo menos 50% de la economía mexicana está en la informalidad, y mientras no exista una política más agresiva para integrar no solamente a algunos, esto no cambiará”. 

4. El Régimen de Incorporación Fiscal.   

Aunque Peña Nieto presumió que el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) sumó 4.4 millones de contribuyentes, los especialistas consideran que no ha cumplido con el propósito de reducir la informalidad. 

Maximiliano García, de la UNAM, explica que este esquema debe enfocarse en alentar a la gente a salir de la informalidad. “Debe ofrecer beneficios muy precisos para convencer a las personas de que es mejor pagar impuestos”. 

Olga Sandoval, académica de la Universidad Panamericana, considera que el gobierno se apresuró en el tema, porque afirma que el RIF aún no ha dado resultados. 

“En cualquier colonia de provincia o del DF, los informales abundan en las calles. Creo que ha sido un gran intento, pero sus resultados se empezarán a notar en el transcurso de los años. No es un trabajo de uno, dos o tres años, ya que se tiene que convencer al ciudadano de querer contribuir”, afirma. 

Por cierto, los impuestos sí pueden aumentar… 

Peña Nieto fue firme al afirmar que no habrá nuevos impuestos ni se incrementarán los que hay, pero los expertos coinciden en que no deberían cantar victoria. 

El gobierno dice que no habrá más endeudamiento ni alza en los impuestos, pero en algún momento tendrá que optar por alguna de las opciones porque “no puede cumplir con todo”, advierte Elizondo. 

“Aquí lo interesante será saber si optará por mayor endeudamiento o si de repente va a tratar de crear algún impuesto adicional, porque tal vez los ingresos no alcancen a cubrir los gastos que requiere el aparato gubernamental”, afirma. 

Para Maximiliano García, de la UNAM, no crear nuevos impuestos es un mensaje político, más que económico, pero insiste en que esta determinación no solamente es del Presidente, sino también depende del Congreso.  

“Es la instancia en la que se aprueba el Paquete Económico y algunos diputados han manifestado que discutirán el tema, por lo que se podría esperar algún aumento en los impuestos ya establecidos”, asegura. 






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0