El Contribuyente
Síguenos
empty

Llego el día


29 septiembre, 2015



A partir de este 30 de septiembre, México y Estados Unidos intercambiarán información bancaria y financiera de los residentes de uno u otro país, con el objetivo de vigilar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de los cuentahabientes y evitar la evasión de impuestos.


A más tardar este 30 de septiembre, el gobierno de Estados Unidos entregará al de México la primera información de los ciudadanos mexicanos con cuentas en instituciones financieras en ese país que recibieron más de 10 dólares en intereses el año anterior.

A su vez, México enviará a Estados Unidos la información de residentes estadounidenses con cuentas o inversiones en instituciones mexicanas: más de 50 mil dólares en caso de personas físicas y más de 250 mil dólares cuando se trate de personas morales.

Óscar Molina, administrador central de Grandes Contribuyentes del SAT,  afirmó que el organismo recaudador mexicano ya está preparado para cumplir con enviar a Estados Unidos esta información en la fecha límite.

También agregó que el 30 de septiembre recíprocamente Estados Unidos empezará a mandar vía electrónica a México la primera información sobre mexicanos que tienen inversiones y rendimiento financieros en ese país.

Estados Unidos entregará a México reportes que incluyen  nombre, dirección, Registro Federal de Contribuyentes (RFC), número de cuenta, nombre y número de identificación de la institución financiera, monto bruto de intereses pagados, monto bruto de dividendos y monto bruto de otros ingresos.

Por su parte, México enviará a Estados Unidos registros con nombre, dirección, número de identificación fiscal, número de cuenta, saldo promedio mensual o valor de la cuenta, nombre y número de la institución financiera, saldo promedio mensual de la cuenta, monto bruto total de intereses, dividendos y cualquier otro ingreso.

Con ello, se dará cumplimiento al acuerdo intergubernamental celebrado el 19 de noviembre de 2012 entre México y Estados Unidos para intercambiar información bancaria y financiera, a través del IRS y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), con el propósito de verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de sus respectivos contribuyentes.

Este convenio busca aplicar la Ley sobre el Cumplimiento Fiscal relativa a Cuentas en el Extranjero (FATCA, por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo obtener información de las cuentas o inversiones de sus ciudadanos en entidades financieras en el extranjero, para identificar si cumplen con sus obligaciones fiscales en su país y evitar la evasión de impuestos.

Para ello, el gobierno estadounidense solicitó la colaboración de las entidades financieras extranjeras, mediante acuerdos con su Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés), pero las que no proporcionen esta información serán sancionadas con 30% de impuesto de retención sobre cualquier pago que sea fuente de riqueza en Estados Unidos.

Según las fechas establecidas en el acuerdo, el 15 de septiembre de este año venció el plazo para que las instituciones financieras mexicanas reportaran al SAT la información sobre las cuentas o inversiones de ciudadanos estadounidenses en México.

Sin embargo, autoridades del SAT informaron que 203 instituciones financieras en México cumplieron con reportarle la información financiera de estadounidenses en el país, es decir, menos de 60 por ciento de las obligadas, la cual será intercambiada con el IRS de Estados Unidos este 30 de septiembre.

Una vez recibidos los datos, el SAT iniciará un análisis de riesgo para clasificarlas e iniciará auditorías en aquellos casos que los filtros detecte a mexicanos con cuentas en Estados Unidos que no están pagando impuestos en México, incluso este mismo año en caso evidente de incumplimiento.

“El hecho de que un mexicano tenga inversiones en Estados Unidos, per se no quiere decir que ya dejó de pagar impuestos”, subrayó Molina.

No obstante, precisó, el SAT hará una revisión profunda de la información que reciba y en los casos que detecte alguna incongruencia enviará cartas invitación a los contribuyentes mexicanos para que las expliquen y, en su caso, iniciará auditorías.

Molina resaltó que el acuerdo de intercambio de información con Estados Unidos incrementa la percepción de riesgo de los contribuyentes mexicanos respecto a que, aunque tengan su dinero fuera del país y no pagan impuestos por ello, se les puede detectar relativamente fácil y, en consecuencia, podría aumentar la recaudación.

“Esto incrementa la percepción de riesgo que por muy lejos que se vayan no van a estar en el anonimato, los podemos identificar y creo que eso contribuye para que los contribuyentes piensen seriamente en aquellos casos en que quieran evadir el pago de impuestos en México”, subrayó.

Víctor Manuel Pérez, integrante de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), señaló que México también participará en el programa piloto de intercambio de información auspiciado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que iniciará en 2017, con lo que se ubica entre los países con las mejores prácticas en esta materia.

“México se coloca a la vanguardia entre los países con más acuerdos y el SAT tiene más elementos para obtener información y validar o verificar si los residentes en México están declarando adecuadamente sus inversiones en el extranjero”, afirmó.

Aclaró que aquellos cuentahabientes o inversionistas mexicanos en Estados Unidos que reportaron estar al corriente con sus obligaciones fiscales en México no deben preocuparse por el inicio de este intercambio de información.

“No debería de ser una sorpresa, pero cada caso debe de analizarse de manera independiente, pero si no han declarado, es algo que debería preocupar a los contribuyentes”, expresó.

Pérez consideró que el intercambio de información financiera es positivo para México, porque el gobierno tendrá ahora mayores elementos para fiscalizar a los residentes para efectos fiscales en México.

Ello debe ser motivo para que este tipo de contribuyentes se acerque con sus contadores, a efecto de verificar que están cumpliendo de manera adecuada con sus obligaciones y si no, que se pongan al corriente, añadió.

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina