El Contribuyente
Síguenos
empty

La IP aprueba el paquete económico para el 2016

Dice Gerardo Gutiérrez Candiani, del CCE, que el sector empresarial “está contento” y continuará trabajando con legisladores para lograr más beneficios fiscales.



9 septiembre, 2015



El paquete económico propuesto por el Ejecutivo para el próximo año, que incluye algunos incentivos fiscales, complace a la iniciativa privada.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que el sector empresarial está “contento”, ya que, dijo, fue un trabajo muy arduo de la iniciativa privada con el gobierno para impulsar beneficios como la deducción inmediata. 

Sobre este incentivo, Leobardo Brizuela, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), dijo que este beneficio es positivo, ya que es uno de los temas de la agenda de los contadores, aunque calificó a la medida como “limitada”, ya que aplicaría únicamente a las empresas con ingresos menores a 50 millones de pesos. “Deja fuera a los grandes contribuyentes”, afirma. 

El CCE no coincidió en este argumento, ya que su presidente insistió en que esta medida apoya a  las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes). 

“Nosotros impulsamos (la deducción) para que las Pymes fueran de los grandes beneficiarios, ya que abarca a un gran número de empresas mexicanas y a sectores estratégicos como infraestructura y energía”, asegura.

Y recordó que el Ejecutivo también planteó incentivos fiscales para las medianas y grandes empresas, al proponer un estímulo para la reinversión de las utilidades. 

La propuesta consiste en un crédito fiscal al que podrán acceder las empresas de acuerdo con la reinversión de sus utilidades. “(Si las empresas) reinvierten durante 4 años, van a tener una disminución de hasta 5% en sus dividendos”, explicó.

Otro de los incentivos fiscales incluidos en el paquete económico que entregó la Secretaría de Hacienda este martes, es que el ahorro voluntario salga del límite global de deducciones personales para las personas físicas. 

Actualmente el ahorro voluntario forma parte de las deducciones personales que tienen un tope. Únicamente se pueden deducir por un monto: de lo que resulte menor entre el 10% del salario anual del contribuyente o cuatro salarios mínimos anuales equivalentes a 102, 346 pesos. 

Aunque no todo fue positivo para el sector empresarial. Una de las medidas que quedó fuera de las iniciativas impulsadas por iniciativa privada es la deducción al 100% de las prestaciones sociales adicionales al salario (cajas y fondos de ahorro, pagos por separación, gratificación anual, horas extra, entre otras), ya que actualmente sólo se pueden deducir hasta 53%. 

Sobre los beneficios fiscales pendientes, Gutiérrez Candiani afirmó que aún trabajarán con el Congreso. “Vamos a platicar con todos los grupos parlamentarios para avanzar en el tema”. 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina