El Contribuyente
Síguenos
empty

Impulsan impuesto contra refrescos en Reino Unido

La medida recaudaría 1,000 millones de libras que podrían destinarse a la lucha contra el sobrepeso y la obesidad infantil, dice el chef Jamie Oliver, promotor de la iniciativa.



7 septiembre, 2015



El debate sobre el impuesto a bebidas azucaradas para evitar su consumo y proteger la salud de los niños llegó al Parlamento del Reino Unido, como parte de una iniciativa del chef Jamie Oliver en colaboración con la organización Sustain.

Para formalizar la petición y que el gobierno la considerara, Oliver tenía que juntar 100,000 firmas, que logró reunir antes de un plazo previsto para el 26 de febrero de 2016, por lo que el Parlamento deberá debatir en breve la petición.

Esta iniciativa solicita gravar con un impuesto de 7 peniques (equivalente a 1.88 pesos) las latas de 

refrescos de 330 mililitros y con 20 peniques las bebidas azucaradas que se comercializan por litro.

En junio pasado Oliver decidió introducir en sus restaurantes del Reino Unido un “impuesto de 10 peniques a refrescos y bebidas endulzadas con azúcar”, con base en el comercio libre. 

El objetivo de esta medida era enviar un mensaje al gobierno de su país para que tomara medidas urgentes que pudieran frenar la obesidad infantil. 

Los refrescos con azúcares añadidos son la mayor fuente de azúcar en la dieta de niños y adolescentes del Reino Unido. 

Además de causar sobrepeso y obesidad, también provocan un elevado índice de caries y diabetes tipo 2, problemas que cuestan unos 9,000 millones de libras al Servicio Nacional de Salud, explicaron Oliver y Sustain en un comunicado.

Con la aplicación del impuesto a las bebidas azucaradas, el chef asegura que podrán recaudarse 1,000 millones de libras para la lucha contra el sobrepeso y la obesidad infantil. 

La Federación de Alimentos y Bebidas (FDF) asegura que esta no es la medida más adecuada para luchar contra la obesidad infantil y que esta opinión la comparte el Departamento de Salud del Reino Unido

Ian Wright, director general de la FDF, considera que es el momento de un debate sobre la salud, basado en la ciencia y en las evidencias , en relación con los refrescos y bebidas azucaradas.

Un refresco aporta unas 10 cucharadas de azúcar al organismo, el doble de lo recomendado al día por la Organización Mundial de la Salud.

El director general de la FDF explica que la ciencia y las pruebas sólidas y convincentes deben ser el pilar del debate que se desarrolle en el Parlamento.

Experiencia de México 

Desde 2014 en México se aplica el Impuesto Especial de Producción y Servicios (IEPS) de 1 peso por litro en bebidas azucaras, con lo que el consumo disminuyó en 6% en promedio, según un estudio realizado por el Centro de Población de Carolina del Norte y el Instituto Nacional de Salud Pública.

En este periodo se recaudaron 18 mil millones de pesos de IEPS para la prevención de la obesidad y sus enfermedades asociadas, pero, según la Alianza por la Salud Alimentaria, estos recursos no se han aplicado para combatir estos padecimientos.






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0