El Contribuyente
Síguenos
empty

¿Cómo benefician los incentivos fiscales del Presupuesto 2016?

Expertos y líderes empresariales explican el impacto de las medidas propuestas por la Secretaría de Hacienda para incentivar el ahorro, la inversión y el crecimiento económico.



11 septiembre, 2015



El sector empresarial reconoció que el gobierno incluyó en el paquete económico 2016 algunas de sus propuestas de beneficios fiscales, pero buscará que los diputados incluyan otras que fueron excluidas, como las deducciones al 100% de las prestaciones sociales adicionales al salario.

“Algunas medidas que el sector privado estaba pidiendo vienen en el paquete económico y esperamos que ahora los legisladores las vean bien”, dijo Manuel Herrera, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Expertos y líderes empresariales explicaron que las propuestas de beneficios fiscales retomadas en el paquete económico 2016 beneficiarán tanto a la hacienda pública como a los contribuyentes.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), destacó particularmente la deducción inmediata a la inversión, que beneficiará particularmente a las micro, pequeñas y medianas empresas, así como a empresas de los sectores energético y de infraestructura.

“Nosotros impulsamos (la deducción) para que las pymes fueran de las grandes beneficiarias, ya que abarca a un gran número de empresas mexicanas y a sectores estratégicos como infraestructura y energía”, dijo.

Para Arturo Carbajal, presidente del Comité Técnico Nacional de Estudios Fiscales del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), uno de los beneficios fiscales más importantes es el ahorro a largo plazo, que tendrá un doble efecto positivo, aseguró.

“Por un lado –explicó– fomenta que las personas creen sus fuentes de retiro, lo que deja de ser una carga para el Estado y, por otro, favorece la inversión a largo plazo”.

Estas son sus opiniones sobre cada uno de los beneficios fiscales incluidos en el paquete económico 2016.

Retención del Impuesto sobre la Renta (ISR) por intereses pagados por el sistema financiero. Al contribuyente que tiene recursos que le generan intereses, la institución financiera le retendrá el 0.53%, y ya no 0.6%. Esto se puede considerar como un pago definitivo o pago provisional, explicó Ricardo Arellano, socio de Impuestos Corporativos de KPMG México.

Deducciones personales en materia de ahorro. Con el propósito de fomentar el ahorro, se eliminará el límite en las deducciones de 10% de los salarios generados en ese año o cuatro salarios mínimos, por las aportaciones que efectúen las personas físicas para ahorros a largo plazo, como las aportaciones voluntarias, detalló Arellano.

Repatriación de recursos mantenidos en el extranjero. Busca que los recursos que están en el extranjero y no han sido reportados en México regresen a través de la inversión. “Esto tendrá vigencia durante el primer semestre de 2016 y condicionado a que se inviertan en los tres años siguientes en activos fijos o pago de deudas”, explicó el consultor de KPMG.

“Nosotros proponíamos además que hubiera un beneficio en la tasa impositiva a la hora de hacer la repatriación, pero la autoridad no lo vio viable”, agregó Arturo Carbajal, del IMEF. La deducción inmediata de la inversión para micro, pequeñas y medianas empresas, y sectores de energía e infraestructura. Esta medida ya estuvo vigente hasta 2013 y ahora regresa, pero limitada para empresas de hasta 50 millones de pesos. “Los empresarios pedían que la deducción fuera para todos”, pero sólo se les dio a las mypymes, dijo Arellano.

Estímulo a reinversión de utilidades por parte de las empresas. Con esto se busca reinvertir los dividendos. Ese crédito será aplicable junto a un impuesto adicional que nació con la reforma de 2014 y, dependiendo del año, variará de 1 a 5%, explicó Arellano, de KPMG.

“(Si las empresas) reinvierten durante 4 años, van a tener una disminución de hasta 5% en sus dividendos”, explicó Candiani.

Sorteos fiscales. Se busca incentivar a los contribuyentes a utilizar sus tarjetas de crédito para fomentar la formalidad. A través del sistema financiero es más fácil fiscalizar los recursos, en comparación con el uso de efectivo, explicó Arellano.

Fortalecimiento del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF). La reforma consiste en que se da un límite de hasta 2 millones de pesos para que puedan tributar en el RIF, explicó el socio de KPMG. Candiani consideró el fortalecimiento del RIF como una de las medidas positivas del paquete económico propuesto por la Secretaría de Hacienda.

Con estas medidas se prevé mayor ahorro, inversión, empleo, recaudación y, por consiguiente, crecimiento económico, coincidieron los expertos.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina