El Contribuyente
Síguenos
empty

Baja de 20% en la inversión pública impedirá crecimiento

Esta disminución equivale a 3% del PIB y significa el nivel más bajo desde los años 40, advierten organizaciones civiles.



15 septiembre, 2015



El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 redujo 20% el monto de inversión pública, lo que significa el nivel más bajo desde la década de los 40, aseguró Enrique Provencio, director del Instituto de Estudios de la Transición Democrática (IETD). 

Al presentar una serie de propuestas que siete organizaciones de la sociedad civil entregarán al Congreso para mejorar el gasto y enfocar el presupuesto en el combate a la pobreza, Provencio advirtió que ese recorte en inversión pública equivale a 3% del Producto Interno Bruto. 

“Esta contracción es la más negativa para el crecimiento del país”, dijo Provencio, al advertir que el país necesita reactivar la inversión, sobre todo en infraestructura, para generar empleo y productividad, y con ello eliminar la pobreza. 

Sin embargo, dijo, “lo más probable es que las metas de crecimiento económico propuestas para 2016 no se cumplan”. 

Provencio explicó que para compensar una reducción de la inversión pública de tal magnitud sería necesario que el país creciera a un ritmo sostenido de 5% en su PIB. Sin embargo, en los últimos tres años, el crecimiento del país no ha llegado ni siquiera a 60% de la previsión original que estiman los criterios de política económica de la Secretaría de Hacienda. 

Con base en estas evidencias, el director del IETD aseguró que la inversión pública de 2016 a 2020 no irá más allá de 3.5% del PIB. 

Francisco Landeros, integrante de la Fundación del Empresariado en México (Fundemex), advirtió que si el país no crece 5% cada año, seguirán las condiciones de baja productividad y con programas sociales ineficientes.

Descartan aumento en la tributación

Provencio, por su parte, también descartó la posibilidad de que los ingresos tributarios aumenten hasta 26% del PIB, como proyectó Hacienda en las previsiones del paquete económico 2016. 

Aseguró, en cambio, que entre 2016 y 2020 aportarán únicamente 13% del PIB. “Vamos a tener uno de los niveles más bajos (de recaudación) en toda América Latina, y con esta insuficiencia de ingresos tributarios habrá muchas restricciones en ingreso y gasto para los próximos años”, dijo. 

Este rezago en la participación de los ingresos tributarios en el PIB se mantendrá, pese al incremento de 18% que se espera para el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y de 130% para el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS). 

La SHCP informó que México tuvo una recaudación de 15.3% respecto al PIB a junio de este año, cifras muy por debajo del promedio de los países de América Latina. 

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la recaudación de México está por debajo de Brasil, que tiene un índice de 35.7% respecto de su PIB. Incluso de Argentina con 31.2%, Chile con 20.2% o Jamaica con 25% de ingresos tributarios respecto de su PIB.

Enrique Cárdenas, director general del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, se refirió también al “problema estructural” en la composición del presupuesto, que impide erradicar la pobreza y la desigualdad. 

Al respecto, Provencio aseguró que hay ineficiencia en el gasto porque del año 2000 a 2015, el presupuesto ha crecido de manera acelerada, “pero la pobreza no se redujo”. 

Los expertos coincidieron en la necesidad de eliminar gastos excesivos como bonos de funcionarios, sueldos altos y gastos en partidos políticos, y al mismo tiempo “impulsar un pacto entre la sociedad para que ninguna persona gane menos de lo que cuesta la canasta básica”, dijo Cárdenas. 

“Son pocos los recursos para 2016 y debemos gastarlos bien. El 64% de las familias tiene ingresos de 140 pesos al día, por lo que urgen políticas públicas que empiecen a saldar esto”, expresó.

Propuestas para la eficiencia en el gasto

Estas son las propuestas que el colectivo de siete organizaciones sociales presentará al Congreso para hacer más eficiente el gasto: 

1.- Reducir los espacios para uso político del gasto público y el gasto de la administración pública. Por ejemplo: el Ramo 23, los bonos y pagos extraordinarios a servidores públicos.

2. Fortalecer las inversiones sociales de salud y educación; así como en infraestructura productiva. Por ejemplo: ampliar la cobertura del sistema de protección social en salud para lograr la cobertura universal.

3. Crear los mecanismos de rendición de cuentas y vigilancia ciudadana que permita un uso transparente de los recursos públicos. Por ejemplo: un padrón de beneficios como vía obligatoria de acceso a subsidios, conectar la Contraloría social con el Sistema Nacional Anticorrupción, transparentar en dato abiertos el ejercicio de los recursos públicos.

4. Eliminar los programas redundantes, los subsidios regresivos y la proliferación de programas sin resultados. Por ejemplo, los subsidios agrícolas y ganaderos y la condonación de impuestos a grandes empresas.






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0