El Contribuyente
Síguenos
empty

Se cierra el cerco en torno a evasores fiscales internacionales

Numerosos países están recuperando millones de dólares de impuestos, dado el inminente arranque de la campaña global contra la evasión, con la que las naciones intercambiarán información financiera y fiscal



12 agosto, 2015



Numerosos países comienzan a recuperar cientos de millones de euros en impuestos, conforme los gobiernos ofrecen a los evasores una última oportunidad para declarar sus bienes y realizar sus contribuciones al fisco.

Como parte de una campaña global contra la evasión, decenas de países comenzarán a intercambiar archivos sobre impuestos automáticamente en 2017, exponiendo a los contribuyentes incumplidos a un riesgo sin precedente de acción penal. 

La presión ha aumentado desde que varios países anunciaron que los programas de amnistía parcial para los evasores que divulguen su información financiera (divulgación voluntaria) se limitarán o se cerrarán. 

Sudáfrica está programando cerrar su oficina de divulgación voluntaria este 12 de agosto, después de que el mes pasado anunció que planeaba enviar cartas de auditoría a clientes de HSBC en Suiza, sede investigada por evasión de impuestos. El Reino Unido va a cerrar sus oficinas el inicio del año entrante. 

Por eso, miles de contribuyentes que tienen fondos fuera de su país de residencia están reportando sus finanzas voluntariamente, adelantándose así a las reglas de transparencia que permitirán que las autoridades fiscales revisen cuentas secretas en el extranjero. 

En octubre de 2014 México, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), anunció que compartiría datos financieros para efectos fiscales de manera automática con más de 50 países, entre ellos Alemania, España, Francia, Islas Caimán, Italia, Irlanda, Luxemburgo y Reino Unido.

Mediante un comunicado el SAT indicó que la primera entrega será en septiembre de 2017 e incluirá nombres, direcciones, números de identificación fiscal, fechas y lugares de nacimiento, cuentas, saldos, intereses, dividendos y ganancias por ventas de activos.

Las nuevas reglas de transparencia se originaron por escándalos en Estados Unidos, que provocaron que Washington forzara a los bancos extranjeros a proporcionar información sobre posibles transgresores de acuerdo a la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero de 2010, (FATCA, en inglés).

En respuesta, 93 naciones firmaron un convenio el año pasado para compartir información sobre cuentas bancarias de particulares y han presionado a sus ciudadanos para que regresen los fondos que tienen en el extranjero, lo que se ha reflejado en mayor recaudación.

Primeras recuperaciones 

El ministerio de finanzas francés informó que en marzo esperaba reunir 2 mil millones de euros debido a su campaña en el extranjero, similar a lo reunido en 2014. 

El programa de divulgación voluntaria en Alemania fue utilizado por casi 40 mil contribuyentes en 2014, aumentando sus ingresos fiscales en 1.3 mil millones de euros. 
Bélgica obtuvo ingresos de 1.9 mil millones de euros de 22,000 personas en 2013. 

El Reino Unido recaudó alrededor de 1.1 mil millones de euros, a raíz de 5,819 divulgaciones, mientras que en los cinco años que van desde el 2009, las autoridades de EU obtuvieron 6.5 mil millones de dólares en impuestos, intereses y multas a raíz de 45 mil divulgaciones voluntarias. 

La Duma en Rusia aprobó una ley para un programa de divulgación voluntaria para todos los ciudadanos rusos, independientemente de su residencia fiscal. 
En el caso de París, la OCDE observó que para muchos evasores era la última oportunidad para revelar esa información.

A pesar de las grandes cantidades recibidas por las iniciativas de divulgación voluntaria —37 mil millones de euros en los cinco años que se cumplieron en 2014, según la OCDE — algunos críticos afirman que las cantidades no han justificado las nuevas reglas del intercambio automático de información. 

Mark Matthews de la firma de abogados Caplin & Drysdale, anteriormente un oficial comisionado del IRS en EEUU, no cree que estas medidas sean suficientes para sostener la economía.
“Pensarías que es una ‘olla de oro’ y que el presupuesto de todos estaría balanceado si sólo buscáramos a los tramposos fiscales en el mundo. No creo que sea así”, dijo.

Achim Pross de la OCDE sugirió que los países no fueran demasiado duros con respecto a amenazar con prisión a los contribuyentes que se acercaran voluntariamente. 
“Al tomar un camino más pragmático, es posible que los países construyan puentes que faciliten el cumplimiento”, añadió (con información de El Financiero y CNN Expansión). 






Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar
Esquemas reportables serían como revelar secretos de confesión de los sacerdotes AmCham México

¿En qué casos el SAT puede romper el secreto fiscal?

Salinas-Pliego-empresarios

Salinas Pliego critica al SAT pedir que paguen impuestos y no tener citas

Cuidado: Estas malas prácticas usan los notificadores del SAT

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0