El Contribuyente
Síguenos
empty

Necesario ajustar precriterios ante caída en precio de crudo y devaluación del peso

Senadores llaman a hacer un presupuesto prudente para el 2016 y advierten que la mayor capacidad de gasto que tuvo el gobierno durante los pasados tres años  no sirvió para hacer despegar la economía



5 agosto, 2015



El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2016 debe ser prudente, eficiente y de ser necesario se deben realinear prioridades, a fin de mandar señales a los mercados de que en el país hay responsabilidad hacendaria, dijeron senadores.

Los legisadores Ernesto Cordero Arroyo y Armando Ríos Piter mencionaron que antes de hablar del PEF se tiene que ver la Ley de Ingresos, así como los criterios generales de política económica que le dan forma al gasto del año próximo.

Expusieron que en los pasados tres años se ha dado a la presente administración mayor capacidad de gasto, sin embargo, esto ha tenido un efecto casi nulo, que no ha servido para impulsar la economía.

De acuerdo con Cordero Arroyo, “antes de repartirnos el pastel hay que ver primero si hay pastel” y de qué tamaño será; por lo que propuso ver cuál es la cotización de la mezcla mexicana de exportación, el tipo de cambio que prevalecerá el año próximo y la tasa de crecimiento económico.

De todas esas variables, explicó, depende cuántos ingresos se van a tener, si habrá modificaciones fiscales el año que entra.

Urgió a revisar el tema del endeudamiento, si el gobierno continuará con esa política de sobreendeudamiento o jugará de manera más austera y a partir de ahí hablar del Presupuesto de Egresos de la Federación, de qué tamaño es, y cuáles son las prioridades del país.

Según el legislador del Partido Acción Nacional (PAN), el gasto público no tiene el efecto de crecimiento económico que se espera, “estamos gastando más que nunca, sin embargo, México sigue bastante desacelerado y echado como dicen por ahí”.

Alertó que sería un error pretender activar el crecimiento económico del país a través de más gasto, “porque lo único que genera es más ineficiencia, corrupción y espacios de opacidad”.

Al ser interrogado sobre la paridad peso-dólar, estimó que la moneda mexicana seguirá depreciándose, mientras el billete verde continuará a la alza.

Por lo tanto, dijo, las medidas del Banco de México y de la Secretaría de Hacienda y de la Comisión de Cambios han sido oportunas y prudentes, pero estas acciones no revertirán la tendencia del peso, lo que harán es ordenar este proceso de depreciación hacia adelante.

“Hay que entender esta situación, a medida que nos acerquemos a la decisión de la FED en septiembre de ajustar las tasas de interés, el desliz del peso será cada vez más pronunciada” y las autoridades están actuando para ordenar esta depreciación del tipo de cambio, aseveró.

Ríos Piter señaló a su vez que se requiere un PEF eficiente, ya que en los tres últimos años el gasto no ha tenido el efecto multiplicador al que aspiraban las autoridades federales.

Consideró necesario realinear prioridades, y entre ellas están los sectores educativo y de desarrollo social, destinar mayores recursos a la infraestructura educativa, ya que un gran número de planteles, sobre todo en comunidades indígenas, carecen de instalaciones dignas.

El PEF del año próximo no debe ser inercial, sino tener cambios profundos y debe incluir un análisis de la reforma fiscal, para mejorar lo que está funcionando y eliminar lo que está mal.

A su vez, el coordinador de los diputados del PRD, Miguel Alonso Raya, opinó que el presupuesto que se apruebe para 2016 tendrá que ser contracíclico, muy transparente, claro, austero, y con objetivos muy precisos para que su aplicación sea muy eficaz y eficiente.

Entrevistado en el marco de la presentación de la Constitución Mexicana en idioma maya, el legislador apuntó que además la cifras de macroeconomía que se consideraron en los precriterios que Hacienda envió a la Cámara de Diputados en febrero pasado, se tendrá que cambiar.

“Las cifras de macroeconomía, los Precriterios de Política Económica que se enviaron tienen que ser modificados, ya para empezar, tienen que ser ajustados; los precriterios establecían el precio del petróleo alrededor de los 50 dólares, estamos en este momento en alrededor de 40; bueno, ya tiene que ser revisado, ajustado”, recomendó.

Alonso Raya también refirió que en los precriterios se consideró el tipo de cambio en 14 pesos en relación con el dólar, y actualmente la cotización es de 16.50, y también se tiene que considerar que la deuda del Estado mexicano ya no es la misma.

Reiteró que las cifras macroeconómicas tienen que ser revisadas para garantizar estabilidad, y se tienen que tomar medidas para fortalecer la economía interna.

Lo anterior, para que “pueda enfrentar, aguantar y tomarse medidas para poder estabilizar la macroeconomía sin perjudicar y teniendo fortalecida la economía interna del país para poder enfrentar en mejores condiciones lo que está pasando con la economía a nivel nacional y en el mundo entero”, concluyó  (con información de Notimex).

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina