El Contribuyente
Síguenos
empty

Descarta IMEF que crecimiento llegue a 2.8%


24 agosto, 2015



Está fuera de realidad el rango más optimista de la expectativa de crecimiento planteada por Hacienda, advierte Jonathan Heath, quien estima que el crecimiento irá de 2.2 a máximo 2.4% del PIB en este año.


Ante la modesta actividad económica en México, el Producto Interno Bruto del 2015 crecerá entre 2.2 y 2.3%, estimó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

La semana pasada la Secretaría de Hacienda bajó su expectativa de crecimiento de entre 3.2 y 2.2% a entre 2 y 2.8%.

Al respecto, Jonathan Heath, vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF consideró que la parte del rango inferior es razonable, pero hay otra que a su parecer es demasiado optimista.

“Creo que alcanzar la parte de 2.8 ya está fuera del alcance, podría acelerarse la economía en el resto del año pero la verdad nada está bien”, dijo.

Sin embargo, si la economía se acelera ligeramente, es muy probable que se alcance un crecimiento de 2.4%, que es el punto intermedio que pronosticó Hacienda, explicó Heath.

Los factores que influirán próximamente en las expectativas económicas están la evolución de los factores externos que han determinado la volatilidad del tipo de cambio, la reunión de política monetaria de la Reserva Federal del 17 de septiembre, para ver si inicia el ajuste de las tasas de interés, y el envío al congreso del presupuesto para 2016, por parte de la secretaría de Hacienda.

Afortunadamente, destacó el IMEF, la desaceleración se da con una inflación que continúa a la baja, pues el último dato del Instituto Nacional de Precios al Consumidor se situaba en 2.74%, por debajo del objetivo central del Banco de México de 3%.

“No obstante, este fenómeno de no trasmisión del tipo de cambio a precios no puede ser permanente, y se podría comenzar a ajustar precios domésticos”, advirtió.

Por eso el IMEF recomendó al banco de México mantenerse alerta para que al primer brote que se detecte de incremento en los precios, actúe oportunamente ajustando su política monetaria. 

Apoyan flexibilización de la reforma fiscal 

El IMEF informó que aunque el crecimiento en los sectores primarios se mantiene, hay actividades secundarias que están estancadas, por lo que es necesario hacer ajustes en la reforma fiscal.

“Muchos empresarios están viendo ante tanta incertidumbre que no es el momento adecuado para invertir y eso se está viendo reflejado en la construcción”, afirmó el economista.

Para eso es necesario que exista una mayor flexibilidad en la reforma fiscal, que tome en cuenta aspectos como la progresividad de tasas, el regreso de deducción inmediata de inversiones y deducción del 100% de recesiones de pensión social, sugirió Nelly Molina, presidenta del IMEF.

Durante los posibles cambios en la reforma fiscal los expertos descartaron que Hacienda aumente o genere nuevos impuestos, ya que sería una “decisión desafortunada”.

“No creo que el gobierno se vaya por ese camino, porque precisamente ya vio lo que sucedió con la reforma fiscal del 2014 y su efecto sobre la economía, y si ahorita lo que quiere es tratar de mantener la mitad del sexenio con más crecimiento creo que subir los impuestos no funcionaría”, explicó Heath.

Adriana Berrocal, presidente del consejo técnico del Instituto, detalló que en las conversaciones con  Hacienda han notado un interés en buscar soluciones para incentivar la inversión, lo cual no sería consistente con un incremento de impuestos.

Recordó que desde el año pasado el IMEF presentó 20 propuestas a Hacienda para incentivar la inversión, de las cuales 2 o 3 podrían ser consideradas en la flexibilización de la reforma fiscal.

“Estas propuestas específicas se pueden echar a andar al día siguiente de ser aprobadas, sin hacer cambios significativos en la ley”, explicó Berrocal. 

Respalda iniciativa de disciplina financiera

El IMEF también invitó al Congreso a discutir y aprobar la Iniciativa de ley de Disciplina Financiera de las Entidades Financieras y los Municipios, que se presentó la semana pasada.

Argumentó que de aprobarse esta ley, se reducirá el costo de financiamiento para los gobiernos locales responsables, y se establecerán normas para moderar el endeudamiento. 

“Mejorar la calidad de la deuda y mejorar los indicadores contribuye a que haya orden en las finanzas”, aseguró Molina. 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina