El Contribuyente
Síguenos
empty

Concamin desestima impacto del IEPS contra obesidad


18 agosto, 2015



La cámara industrial asegura que este impuesto afectó a los consumidores y a las industrias del chocolate, refrescos y dulces, pero no inhibió su consumo.


El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera, aseguró que el IEPS a productos con alto contenido calórico es exitoso en términos recaudatorios, pero no sirve para revertir el sobrepeso y la obesidad.

“Especialistas y estudios de universidades como el ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México) indican que el Impuesto Especial a la Producción y Servicios (IEPS), que gravó bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico, es regresivo, afecta a los más pobres y no funciona como inhibidor del consumo”, aseguró.

Dijo que las familias destinan más ingresos para adquirir estos productos porque en 2014 la inflación de refrescos envasados fue de 15.35% y las ventas disminuyeron 2.5%.

“La Ley de Ingresos de 2014 estimaba recaudar 2,455 millones de pesos por el IEPS a esos productos y la recaudación fue de 18,279.7 millones de pesos”, dijo Herrara.

Establecer el impuesto, agregó, resultó una medida exitosa en materia recaudatoria, pero no genera cambio de hábitos ni de conductas, y afectó negativamente en las cadenas de producción de esos productos.

 Entre los más afectados mencionó a las industrias del chocolate, refrescos y dulces.

Por eso, el líder empresarial pidió al gobierno federal respetar el acuerdo de certidumbre tributaria y no aumentar el IEPS a alimentos y bebidas, ni gravar nuevos productos, porque no hay evidencia científica que demuestre su eficacia en el combate a la obesidad y la diabetes.

Herrera también pidió transparencia en la recaudación del IEPS para garantizar que esos recursos se destinen a revertir la obesidad, rescatar espacios públicos y en la instalación de bebederos en escuelas y parques.

Además pidió al gobierno intensificar el combate a la economía informal porque los alimentos vendidos en la vía pública no son nutritivos.

Por otra parte, Herrera advirtió que si continúa la depreciación del peso frente al dólar habrá un incremento generalizado de precios por parte de la industria.

El IEPS se aplicó a las bebidas azucaradas y productos calóricos, a partir del primero de enero de 2014, con el propósito de inhibir su consumo por sus efectos negativos en la salud. 

El Poder del Consumidor advierte que México es el principal consumidor de bebidas azucaradas en el mundo, con un promedio de 163 litros por persona al año, por lo cual enfrenta una epidemia de obesidad asociada al deterioro de los hábitos de alimentación en la población.

“El consumo regular de bebidas azucaradas aumenta la probabilidad de desarrollar sobrepeso, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares”, asegura la asociación civil. 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina