El Contribuyente
Síguenos
empty

CEPAL recomienda aumentar el ISR a los más ricos

El organismo económico de la ONU para América Latina advierte que subir este impuesto en el estrato de más ingreso ayudaría a combatir la desigualdad en la región, incluido México  



17 agosto, 2015



Aumentar el impuesto sobre la renta a los más ricos ayudaría a combatir la desigualdad y mejoraría la distribución del ingreso, afirman expertos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En el documento El potencial redistributivo de la fiscalidad en América Latina, la Cepal recomienda un incremento de hasta 20% en el impuesto sobre la renta para el grupo de población de más altos ingresos en la región, que en promedio concentra 32% de los ingresos totales de los países. 

El incremento en las tasas del impuesto sobre la renta permitiría a los gobiernos contar con recursos adicionales para transferencias focalizadas, es decir, destinar dinero a los grupos sociales menos favorecidos.

Los efectos de esta recaudación adicional, asegura el estudio, “son muy significativos”. 

Michael Hanni, Ricardo Martner y Andrea Podestá, miembros de la División de Desarrollo Económico de la CEPAL y autores del estudio, advierten que las transferencias en efectivo de recursos públicos –como jubilaciones y pensiones públicas– tienen mejores resultados en el combate a la desigualdad que las contribuciones a la seguridad social y los impuesto a la renta personal. 

“Esto indica que dicho impuesto sobre la renta constituye una de las principales áreas de la política fiscal que es necesario fortalecer”, señala el estudio.

Los autores advierten que la baja recaudación de los países de América Latina y su énfasis en los impuestos indirectos –como el IVA en México— afecta el nivel de gasto público, de los programas sociales y, por lo tanto, “la amplitud del impacto de la política fiscal en los ingresos de los estratos más bajos”. 

“No solo el nivel de la carga tributaria es diferente –afirma–, sino también su estructura, ya que en los países de la región (América Latina), dicha estructura está sesgada hacia los impuestos indirectos, mientras que en los países de la OCDE se recauda una importante fracción de impuestos directos, en especial, del impuesto sobre la renta personal, que es el que tiene una mayor repercusión redistributiva.

Hanni, Martner y Podestá concluyen que uno de los grandes desafíos que enfrenta la región es mejorar el poder redistributivo de la política fiscal, tanto de los impuestos como de los gastos, con el fin de promover una mayor igualdad en la distribución del ingreso disponible y una mayor reducción en los niveles de pobreza.

 





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina