El Contribuyente
Síguenos
empty

Familiares de legisladores exprimen seguro de gastos médicos

Especialistas coinciden en que no hay razón de peso para que los legisladores tengan un seguro de gastos médicos para hospitales particulares, incluso en el extranjero



23 julio, 2015



El seguro de gastos médicos mayores, con el que cuentan diputados, senadores y mandos superiores en ambas cámaras, que forma parte de sus prestaciones, es extensivo a sus familiares.

Hasta el momento, 303 de 500 diputados federales en activo han hecho uso del beneficio del seguro de gastos médicos mayores. Esto quiere decir que más del 60% de los legisladores ha sufrido algún accidente o enfermedad que requiera tratamiento médico, cirugía u hospitalización.

Pero según información del portal de noticias Sinembargo.mx, 572 familiares (esposa, padres e hijos) de los diputados han recibido tratamiento médico, con cargo al presupuesto de la Cámara de Diputados, es decir del bolsillo de todos los mexicanos.

Esta prestación que cubre los gastos médicos en hospitales particulares en México y en el extranjero, no tiene una razón de peso, coinciden especialistas consultados por Sinembargo.mx, y mucho menos, dicen, cuando los servicios públicos, como el IMSS o el ISSSTE, se mueren de inanición presupuestal.

“Yo creo que estamos hablando de un Congreso bastante perverso en términos de hacer valer su representación para convertirse en ciudadanos de primera. No deberían ser, tal cual, ciudadanos de primera en comparación con ciudadanos de apir que si bien les va tienen servicios de salud en el IMSS o en el ISSSTE”, explicó a Sinembargo.mx, Maricarmen Nava, directora de Visión Legislativa.

Nava afirma que si no existe una razón de peso para que los legisladores gocen de un servicio médico diferenciado, tampoco lo existe para que éste se haga extensivo a los familiares de diputados y senadores con cargo al erario.

Para Óscar Arredondo Pico, investigador del área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar, esta situación es “aberrante”. “Muchas veces no son por enfermedades graves, a veces son hasta por cuestiones estéticas como operaciones reconstructivas de senos o de nariz, u otras situaciones que nosotros como ciudadanos no deberíamos estarle pagando a la esposa del diputados”, dijo a Sinembargo.mx. 

Arredondo afirma que si los servicios de salud para los funcionarios públicos están garantizados por el propio Estado, “no sería necesario que contaran con servicios de salud privados en México o en el extranjero”, explicó.





Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y a nuestro canal de YouTube.



Te puede interesar

Recomiendan uso de “Validador de RFC” para la factura 4.0

El CFDI 4.0 será obligatorio en julio y estos son los cambios en la facturación

El pago de los gastos de un juicio mercantil por indemnización está exento del ISR

El SAT crece la recaudación de ISR con mayor fiscalización

Hasta 80% de empresas no podrá deducir su nómina